Debido a la enorme devastación que ha causado el paso de varios ciclones en la región del Caribe en los últimos días, la Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación, SIGNIS ALC, expresó su solidaridad a las autoridades eclesiales de las zonas afectadas, entre los que se encuentran los arzobispos y obispos de las Antillas, República Dominicana, Cuba y Haití. A continuación, reproducimos la carta en la que Carlos Alberto Ferraro, presidente de SIGNIS ALC, y María José Centurión, vicepresidenta, a nombre de la asociación, reiteran sus oraciones por todas las víctimas de esta tragedia y sus familias.

 

Bridgetown, 8 de septiembre de 2017

 

Excelentísimos

Monseñor Gabriel Malzaire

Obispo de Roseau (Dominica) y Presidente de la Conferencia Episcopal de Las Antillas

 

Monseñor Monseñor Diomedes Espinal De León

Obispo de Mao-Monte Cristi y Presidente de la Conferencia Episcopal de R. Dominicana

 

Monseñor Dionisio Guillermo García I.

Arzobispo de Santiago de Cuba y Presidente de la Conferencia Episcopal de Cuba

 

Eminencia, Cardenal Chilbly Langlois

Evêque de Les Cayes, y Presidente de la Conferencia Episcopal de Haití

 

Queridos Pastores y amigos:

Profundamente conmovidos por la grave destrucción que va dejando a su paso el huracán Irma por varias islas del Caribe, a nombre de todas las asociaciones de comunicadores católicos articuladas en SIGNIS ALC, les expresamos nuestro sentimiento de solidaridad y comunión con todos los familiares de las víctimas de este desastre, junto al anhelo ferviente para que los ciclones Katia y José, que se pronostican llegarían en los próximos días, no agraven esta situación tan dolorosa.

Con ocasión de acompañar la Asamblea anual de SIGNIS Caribe, nos encontramos en Barbados, desde donde hemos podido conocer la devastación ocasionada por el paso de este huracán, que ha cobrado la vida de al menos 19 personas en las islas de San Martín, San Bartolomé, Islas Vírgenes británicas, Puerto Rico, Barbuda isla de Anguila, y que ha arrasado viviendas e infraestructura pública, dejando miles de familias damnificadas.

Aunque estamos conscientes de que las palabras de consuelo son insuficientes para aplacar el dolor, la angustia y desesperación que ocasiona este huracán, sientan nuestro abrazo solidario, tanto como la certeza de que los comunicadores católicos de SIGNIS ALC y de la Subregión de SIGNIS Caribe, sabremos responder con la misión que nos corresponde, para informar y, sobre todo promover una comunicación de esperanza y solidaridad.

En comunión permanente, les reiteramos nuestras oraciones por todas las víctimas de esta tragedia y sus familiares, al tiempo que pedimos a nuestro Dios de la vida y de la esperanza les dé el consuelo y la fortaleza en estos momentos de dolor.

Por una comunicación para una vida plena y solidaria,


Carlos A. Ferraro                                                                               María José Centurión

PRESIDENTE                                                                                         VICEPRESIDENTA