Quito, Ecuador.- La globalización es cada vez más cuestionada porque la apertura comercial absoluta incrementa la pobreza y la precarización del empleo. Así expresó el sociólogo y comunicólogo boliviano Adalid Contreras, quien expuso en las Primeras Jornadas de Diálogo, Reflexión y Compromiso de los presidentes de las asociadas de SIGNIS en América Latina y El Caribe, sobre el contexto actual en el mundo y Latinoamérica.  El Encuentro comenzó el jueves 30 de marzo y se extenderá hasta el sábado 1° de abril de 2017, en Quito.

Al analizar la realidad en América Latina, el investigador boliviano comentó que las políticas proteccionistas vigentes en varios países de gobiernos denominados “progresistas” no han escapado a problemáticas como la corrupción y la lentitud en la transformación de la matriz productiva y en la generación de empleos, por lo que al momento “la humanidad no tiene un destino claro”, dijo.

Desde esta perspectiva, el investigador destaca algunas tendencias en el funcionamiento de las relaciones entre los países.

La primera es la “situación de desorden mundial en que vive el mundo”, caracterizada por el proteccionismo que están adoptando algunas de las economías más poderosas, como EEUU y Gran Bretaña, en contraposición  a las políticas globalizadoras que abrazaban anteriormente. Al mismo tiempo, hay un surgimiento cada vez mayor de movimientos sociales que demandan un cambio en las políticas neoliberales.

Otra es la existencia de dos epicentros mundiales, Estados Unidos –proteccionista- y China –aperturista-, potencias que se estarían debilitando a sí mismas por “la competencia exacerbada entre ellas.

En tercer lugar, problemáticas como la xenofobia, el terrorismo, la carrera armamentista, la inseguridad y la violencia ganan cada vez más espacio, sin dejar de mencionar la falta de acuerdos y acciones por parte de los países para frenar el cambio climático, a causa de “un capitalismo salvaje construido sobre la depredación del medio ambiente”.

Finalmente, el  tratamiento antiético de la información por parte de la mayoría de medios de comunicación -que muchas veces recurren a la parcialización, a la difamación, la falta de verificación y a la predominancia de la apariencia sobre el contenido en apoyo de los intereses globalizadores- acarrean una cada vez mayor “incomunicación” en el mundo.

Desafortunadamente, al no fomentar la comunicación interpersonal y al no regirse en general por códigos deontológicos, los medios en Internet, así como las redes sociales, han coadyuvado a esta situación. Sin embargo, si son bien utilizados, estos medios pueden contribuir a procesos de educomunicación.

Posteriormente, el investigador habló sobre la realidad actual en América Latina. En primer lugar, destacó que la globalización impide que haya un cambio en la matriz productiva de los países latinoamericanos, pues parte de su economía está atada a la exportación de materias primas, a lo que hay que sumar la falta de inversión en producción por parte de los gobiernos, que prefieren gastar en obras de infraestructura.

Posteriormente, se refirió a cómo las corrientes neoliberales en algunos países de la región afectan las conquistas sociales, con medidas basadas en la reprivatización de los servicios básicos, la educación, la salud y la seguridad social, ocasionando desempleo, precarización laboral y encarecimiento del costo de vida.

Por último, otros factores a los que aludió el catedrático son los intentos desestabilizadores de los gobiernos democráticos y el debilitamiento de los sistemas de integración regiona.

Frente a este panorama, Contreras recomienda a los países de América Latina asumir el “Buen Vivir” como paradigma, que se apoya en principios como la equidad, el respeto a la naturaleza y los derechos humanos, las relaciones comunitarias y colaborativas, la solidaridad y la justicia.

Cabe recalcar que este modelo va de la mano con los principios difundidos por la Iglesia Católica, tanto en los evangelios como en la encíclica del Papa Francisco, Laudato Sí. De esta manera, instó a SIGNIS ALC a seguir trabajando por la Comunicación para el Buen Vivir, a través de propuestas de producción educomunicativa y la lectura crítica de la realidad.

Las Jornadas de Diálogo, Reflexión y Compromiso de SIGNIS en América Latina y El Caribe continúan con un análisis y reflexión sobre la Iglesia y la comunicación, con una exposición del padre Rolando Calle, SJ.