Brasil.- Indígenas del pueblo Ka’apor, Brasil, denunciaron que están siendo perseguidos y criminalizados por el Estado Brasileiro, por lo que decidieron organizarse y viajar al Foro Social Panamazónico, que se llevará a cabo a finales de abril próximo, en Tarapoto, Perú, para denunciar la situación que están enfrentando. En este encuentro internacional, el pueblo Ka'apor busca compartir su experiencia autonomicas de gestión territorial.

 El pueblo ka’apor está en la última área de reserva Florestal de la Amazonia Oriental. Un área cubierta por los madereros y empresas mineras. Durante muchos años el Estado Brasilero siempre omitió la protección de los territorios indígenas llevándolos a una situación de vulnerabilidad social y ambiental. Por eso, en 2012 el pueblo kaapor resolvió proteger su territorio expulsando a los madereros de su territorio por cuenta propia sin ningún apoyo del gobierno.

En septiembre de 2013 resolvieron cerrar el primer ramal y crear la 1a. Área y ProteçãoKaapor. En diciembre de 2013 realizan la 1a. Asamlea Kaapor,  crean el Consejo de gestión Kaapor,  crean un Acuerdo de Convivencia. Pasaron a monitorear ese acuerdo en el territorio y a medida que intensifican la vigilancia en el territorio en mayo de 2014 crean la Guardia Florestal Kaapor.

De  2014 a 2015 cierran 24 ramales de madereros y crean 7 áreas.de.protección.  En 2014 realizaron el Ernomapeamento de la Tierra Indígena Alto Turiaçu con 30 investigadores indigenas identificando que 15% del territorio está destruído y 85% esta preservado.

Así también apoyaron a recuperar las áreas degradadas con experiencia y agroecologia y agrofloresta. Siempre con el apoyo de la Guardia Florestal indígena.  En abril y 2015 los madereros asesinan un líder, Eusébio kaapor con tiros por la espalda. De 2012 a 2016 los madereros agredieron 12 indigenas, invadieron 2 aldeas,  mataron 4 personas. Los funcionarios del gobierno fueron indiferentes y omitieron.

Por ello decidieron denunciar toda esta situación y demandar al estado.  A partir de ello la persecución fue más intensa e inclusive sus dirigentes han recibido amenazas de muerte. Fuimos recientemente acusados y estamos pasando por ahí un proceso de criminalización, señalan.

Para más información se puede contactar con

José Andrade – Brasil

jomarmastop@gmail.com