Rondonia, Brasil.- El Consejo Indigenista Misionero (CIMI) denunció el atentado incendiario a un puesto de Vigilancia de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), por acción de invasores que ingresan a territorios del pueblo Karipuna, en el estado de Rondônia.  Según la denuncia, el pueblo Karipuna es víctima de la violencia que generan estos grupos, con acciones delictivas, no solo por la explotación ilegal de la madera y la parcelación de la tierra, dentro de territorio indígena, sino que además amedrentan con el incendio del Puesto de Vigilancia de la Funai, a 12 Km de la aldea Panorama.

Los invasores actúan con desenvoltura y total liberalidad ante la ineficacia y el descuido de los órganos de fiscalización, bajo los ojos conniventes y cómplices del gobierno Temer, dice la nota del CIMI.

El 9 de febrero, los indígenas de la aldea Panorama enviaron imágenes de la destrucción del Puesto de Vigilancia. El territorio Karipuna está invadido y el pueblo con su libertad cercada dentro de su propio territorio.

Una recomendación del Ministerio Público Federal (MPF), firmada el 4 de septiembre de 2017, determina que la Funai elabore un plan de emergencia de acción y autorice la liberación de recursos "para asegurar la protección del pueblo Karipuna y la integridad de su área demarcada". El plazo era de 10 días hábiles a partir de la emisión del documento. Desgraciadamente, el pueblo vive la inminencia de un genocidio y no se llevan a cabo acciones eficaces para cohibir la acción de los criminales.

El CIMI manifiesta plena solidaridad a los Karipuna y exige que las autoridades brasileñas tomen medidas urgentes y estructurales con el único objetivo de poner fin a las ilegalidades y a los crímenes que están en curso contra este pueblo y su territorio.

La acción del Estado y del gobierno brasileño es una obligación constitucional y es de importancia fundamental para que se evita el genocidio de los Karipuna. La inoperancia del gobierno Temer lo hace cómplice del crimen y lo hace participante del potencial genocidio de ese pueblo.

Fuente: Consejo Indigenista Misionero (Cimi) Regional Rondônia