En Vivo
 
 

Artículos

Un llamado a sumar acciones y voces por la defensa de la Amazonía

Un llamado a sumar acciones y voces por la defensa de la Amazonía

María José Centurión* El VIII Foro Social Panamazónico (FOSPA) fue una oportunidad para reflexionar, compartir, debatir, denunciar y hablar sobre lo que está ocurriendo en el pulmón del mundo. También para proponer diversas iniciativas que puedan frenar la destrucción que padece este sitio repleto de la mayor biodiversidad del planeta. Un resumen de lo que se vivió en este encuentro llevado a cabo desde el 28 de abril al 1 de mayo de 2017 en la ciudad amazónica de Tarapoto (Perú), bajo el lema “Vamos al llamado del bosque”. SIGNIS ALC también estuvo presente en este gran encuentro. La Amazonía es el bosque tropical más extenso del mundo. Es el pulmón del planeta. Es el oxígeno que respira la quinta parte de la humanidad. Allí viven 400 Pueblos Indígenas. Su extensión llega a unos seis millones de kilómetros cuadrados repartidos entre nueve países: Ecuador, Perú, Colombia, Venezuela, Brasil, Bolivia, Surinam, Guayana y Guyana Francesa. Es uno de los sitios repletos de la mayor biodiversidad del globo.  A la par de tanta vida que regala esta gran selva de América del Sur también recibe golpes de muerte y destrucción. Es así que unas 55.570 hectáreas de bosques ya perdió el Amazonas en los últimos años, equivalentes a 185 veces el Central Park de Nueva York (según datos publicados en el medio Ojo Público/Perú en octubre de 2016). Actualmente, la actividad extractivista, la deforestación y los efectos del cambio climático generados por los atentados contra la naturaleza, están empobreciendo a las comunidades, a la madre tierra, a todo el mundo. Los científicos vaticinan que si para dentro de unos cincuenta años persiste este saqueo de los recursos naturales se podría perder el 80 % de los bosques amazónicos. Es decir, que para ese entonces, el pulmón del mundo podría desaparecer. No en vano el Papa está muy preocupado por esta realidad que vive este gran territorio: En su Encíclica Laudato Si alerta de las “propuestas de internacionalización de la Amazonía, que sólo sirven a los intereses económicos de las corporaciones transnacionales”. Además, recientemente ha expresado a los obispos peruanos su deseo de realizar un Sínodo Panamazónico. La buena noticia es que Francisco no está solo en su afán de hacer algo ante este panorama desalentador que vive la Panamazonía. Sino que son varias las personas y organizaciones, líderes indígenas, comunicadores, investigadores, misioneros, dirigentes sociales, mujeres, jóvenes y niños que están defendiendo lo que resta de este gran pulmón del planeta. Eso se pudo percibir en el VIII Foro Social  Panamazónico (FOSPA) que se realizó bajo el lema “Vamos al llamado del Bosque”, desde el 28 de abril al 1 de mayo, en la Universidad de San Martín, en la ciudad amazónica de Tarapoto (Perú). El encuentro, que tuvo como centro de diálogo y debate los temas de “Territorialidad” y “Cuidado de bienes naturales”, culminó con la divulgación de la Carta de Tarapoto, que reunió las conclusiones principales a las que llegaron las nueve mesas de trabajo que se desarrollaron durante los días de encuentro. Entre los  puntos más importantes del documento político del FOSPA, se destacaron el compromiso de parte de los participantes de construir nuevos paradigmas a partir de las propuestas de vida plena, buen vivir, vivir bien y autogobiernos territoriales que levantan, entre otros, los Pueblos Indígenas amazónicos y andinos. Además, exigir a los Estados que las políticas y normas nacionales se adecuen a las leyes internacionales sobre derechos de los Pueblos indígenas, amazónicos y andinos. También se denunció la corrupción relacionada con el modelo extractivista y los mega proyectos de explotación en la Amazonía. En representación de la Asociación Católica Lationamericana y Caribeña de Comunicación (SIGNIS ALC) participaron María José Centurión, vicepresidenta de la organización e integrante de SIGNIS Paraguay; y, María Rosa Lorbes y Mónica Villanueva,  miembros de APC-SIGNIS Perú. El evento se inició el viernes 28 de abril con una marcha en la que se denunciaron las principales acciones de destrucción de la selva amazónica y sus pueblos. Luego, por la tarde, tuvo lugar la inauguración oficial que estuvo a cargo de los organizadores del VIII FOSPA. El sábado 29 de abril, arrancó la jornada con una feria de comidas propias de la zona, y de artesanías, y con la difusión del trabajo de las organizaciones participantes, además del desarrollo de una de las actividades centrales del encuentro: Las mesas de diálogo. Entre ellas, de Mujeres Panamazónicas-Andinas; Cambio Climático y Amazonía; Soberanía y seguridad alimentaria; Megaproyectos y  extractivismo; Educación comunitaria intercultural, Juventud Panamazónica andina, Ciudades para vivir en la Panamazonía Andina; Autogobierno territorial, desarrollo extractivista y descolonialidad del poder, y Comunicación Panamazónica para la vida. Comunicación Panamazónica para la Vida Por primera vez un FOSPA incluyó un espacio de diálogo y debate sobre Comunicación, que se denominó “Comunicación Panamazónica para la Vida”. Fue una propuesta de reflexión y debate impulsado desde la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER), que contó con el apoyo de SIGNIS ALC y de la REPAM. Durante dos días, comunicadores de toda la Panamazonía reflexionaron y debatieron sobre la realidad que padece la selva, además de analizar sobre su labor como instrumento político, un derecho humano fundamental más que una herramienta meramente de divulgación. Tras los dos días de reflexión de esta mesa, los comunicadores elaboraron un posicionamiento en el que exigieron principalmente la democratización de las comunicaciones, el cual se dio a conocer ante todos los participantes del encuentro. El posicionamiento lo presentaron ante todos los participantes las representantes de SIGNIS ALC, quienes fueron designadas voceras de la mesa de diálogo de “Comunicación Panamazónica para la Vida”. “Exigimos a los Estados de la región andino-amazónica la aprobación e implementación de marcos normativos y políticas públicas que garanticen el derecho a la comunicación de los pueblos panamazónicos y promuevan la democratización de los modelos mediáticos”, se destacó en una parte del posicionamiento.  Asimismo, los comunicadores presentes se comprometieron a ser facilitadores/as de procesos de defensa de los territorios. Específicamente,  lanzaron la idea de crear una red de comunicadores de la Panamazonia además de institucionalizar el encuentro de comunicadores Panamazónicos dentro del FOSPA, es decir, que el espacio siga en los siguientes Foros. Así también, propusieron la creación de una plataforma del FOSPA de información y comunicación de los medios alternativos, para tener acceso a las informaciones de los países Panamazónicos, que hagan contrapeso a los medios hegemónicos. Incluir en las agendas mediáticas los problemas comunes evidenciados durante el FOSPA. Además, sugirieron generar espacios de formación y capacitación de comunicadores Panamazónicos. Por último, se comprometieron a impulsar en cada uno de sus países, y a nivel regional, acciones de incidencia para que los Estados Panamazónicos atiendan estas demandas de los pueblos de la región. Tribunal Ético Durante el FOSPA tuvo lugar un Tribunal ético integrado por mujeres que analizaron y juzgaron varios casos de vulneración de los derechos de sus pares en la Panamazonía. La iniciativa surgió de diversas instituciones representativas de la sociedad civil para pronunciarse en términos éticos y políticos sobre los casos de injusticia y criminalización de mujeres que entregan su vida por la defensa de la Madre Tierra y sus Pueblos.  Experiencias de transformación en la Amazonía En el VIII Foro Social Panamazónico se pudo apreciar y sentir la gran diversidad de personas y organizaciones del mundo entero, que entre reflexiones, compartir y propuestas desde sus diversos saberes y experiencias, buscaron aportar para el fortalecimiento de la defensa y el cuidado de la casa de todos. Es el caso de las hermanas colombianas de la congregación de las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, más conocidas como Lauritas, quienes participaron del FOSPA representando también a la Red Eclesial Panamazónica (REPAM).  Una de ellas, la religiosa María Inés Valencia Castañeda, contó en medio del encuentro, que una de las razones que les mueven cada día a ella y a sus hermanas a optar como misión la protección de la naturaleza es, por sobre todo, su carisma, que es contemplativo ecológico, una espiritualidad ecológica fuerte. “No podemos ser misioneras si no somos contemplativas de la naturaleza. Si no descubrimos al Dios de la creación y que está recreando su creación”, explicó. Como segundo punto resaltó que los Pueblos Indígenas que acompañan son otra de sus grandes motivaciones para abocarse a la defensa de la naturaleza. “Acompañamos a las poblaciones que son profundamente ecológicas como los Pueblos Indígenas, ellos nos motivan”, indicó. Como tercer punto destacó el pedido del papa Francisco en el Laudato Si de colaborar con el cuidado de la casa común. “No podemos ser ciegos, sordos, hacernos indiferentes a este llamado que está allí latente. Hoy no podemos ser católicos y ser indiferentes con lo que está pasando con el medio ambiente. El cuidado y el amor por la naturaleza debería de ser el mandamiento  número 11”, añadió la hermana. A favor de la naturaleza y sus pueblos André Picino y Francesco Caralli son jóvenes licenciados en Ciencias Políticas que decidieron viajar desde Roma (Italia) hasta Yurimaguas, una ciudad amazónica del Alto Perú para trabajar como voluntarios en la Pastoral de la Tierra, ofreciendo sus saberes al servicio de un proyecto de desarrollo sostenible con las comunidades indígenas que se encuentran en la zona de Lagunas. Uno de ellos, André, explicó que su trabajo consiste en preparar y ofrecer talleres sobre artesanía, turismo comunitario y de manejo de los recursos forestales en comunidades indígenas. “Los pueblos amazónicos no deben perder su identidad, su cultura y su tierra, ellos tienen derechos como todos los seres humanos, y las empresas no pueden ir a sus tierras y robar sus recursos y todo lo que tienen”, compartió. Por su parte, Francesco, agregó que su participación en el FOSPA fue una buena experiencia ya que se dio cuenta que en los diferentes puntos de la Amazonía las comunidades y pueblos viven muchas cosas similares. “Es interesante el compartir, es lindo ver a estas personas que vienen de toda la Amazonía y de todo el mundo con el único interés que es el cuidado por el medio ambiente”, indica. Productos sanos Lucia Gama Niviri, de Ucayali (Perú), miembro de la Asociación Nacional de Productores agroecológicos, una asociación que busca la conservación de los bosques, y de volver a recuperar las áreas perdidas, participó también del FOSPA. “Seguimos con el trabajo de conservación porque nuestros ancestros nos han dejado y nosotros ¿Qué vamos a dejar para nuestros nietos?”, se preguntó. Esa es la motivación que tiene diariamente para seguir trabajando desde su organización conformada por 32 asociaciones de toda la zona. “Nosotros no trabajamos con agroquímicos porque queremos que los consumidores puedan comer un producto sano sin químicos, buscamos conservar la salud de nuestros prójimos, trabajamos todo lo que es agricultura ecológica, sin contaminar a la vez el ambiente”. Agregó que el FOSPA fue un espacio muy especial para aportar desde el trabajo que llevan adelante y expresar en conjunto la razón por la que tienen que cuidar el medio ambiente, “la idea es cómo podemos incorporarnos a todas las experiencias que ya existen para dar una fuerza a todos nuestros hermanos”, indicó. El FOSPA significó un encuentro de mucha reflexión, de compartir propuestas e intercambiar experiencias motivadoras y positivas que se están llevando adelante en la Amazonía. También fue una ocasión para tomar oxígeno para que cada uno de los participantes siga impulsando acciones y sumando sus voces a favor de la Madre Tierra y mover a otros a sumarse a esta gran ola mundial de proteger lo que es de todos, la creación. ¿Te sumás? ---------- Otros datos del VIII FOSPA Participantes Unas 1.500 personas, entre indígenas, campesinos, investigadores, comunicadores, artistas, autoridades y representantes de diferentes organizaciones de los nueve países amazónicos, participaron en el VIII FOSPA. Datos de interés - Por primera vez un Foro Social Panamazónico se realiza en Perú - El próximo FOSPA, el IX, se llevará a cabo en Colombia, en una ciudad que aún está por definirse. Las candidatas son Leticia o Florencia.  Presencia de SIGNIS ALC en el encuentro panamazónico Durante el VIII Foro Social Panamazónico, participaron, en representación de la Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de la Comunicación (SIGNIS ALC), María Rosa Lorbes y Mónica Villanueva, integrantes de APC-SIGNIS Perú, y María José Centurión, vicepresidenta de la organización e integrante de SIGNIS Paraguay. SIGNIS ALC se encargó de la facilitación, junto a la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), de la mesa de diálogo “Comunicación Panamazónica para la Vida” impulsada por la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER). Asimismo, SIGNIS ALC contó durante el encuentro con un stand para dar a conocer el trabajo que lleva adelante. Convocatoria: Integrar la Red de Ambiente y Comunicación   SIGNIS ALC cuenta con una red de Comunicación y Ambiente que busca convertirse en un espacio de reflexión para los comunicadores de las diferentes asociadas nucleadas a escala continental sobre los principales problemas que afectan actualmente al medioambiente. También tiene como finalidad proponer diferentes actividades y espacios que promuevan la sensibilización y la acción de sus pares para aportar a la defensa de la naturaleza y de las comunidades y pueblos de sus países en la región. Quienes estén interesados en formar parte de este espacio pueden escribir a signisalc@signisalc.org Experiencias de comunicación en defensa de la Amazonía 1- InfoAmazonia.org InfoAmazonía.org es un portal web que nació con un grupo de periodistas que buscaba armar una gran red de comunicadores de la Amazonía que querían aportar con tecnología para comunicación y datos. La web elabora y difunde reportajes de investigación, estadísticas, mapas e infografías sobre temas relacionados a la Amazonía, en cuanto a deforestación, concesiones mineras, inundaciones, comunidades y Pueblos Indígenas.  2- LA NAVE VA Es una red de comunicadores, que residen en comunidades, ciudades y pueblos de los países Amazónicos. Entre comunicadores de diferentes países buscan promover un diálogo que rompa fronteras, que informe de diversas realidades, intercambie culturas y apoye la auto organización hacia el Buen Vivir. Acciones de Pororoca, un proyecto de la red La Nave Va - Es un movimiento de comunicación de comunidades y colectivos amazónicos - Cuentan con un portal web donde confluyen sus relatos, preguntas y sueños - Tienen una escuela itinerante que realiza un trabajo en línea y encuentros presenciales - También cuentan con un sitio de intercambio de eventos, servicios y productos de las comunidades amazónicas Se puede conocer más sobre la iniciativa en www.pororoca.red * Comunicadora y docente universitaria, comunicadora de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) y docente en la facultad de Comunicación UNA, en la cátedra Periodismo de Investigación; Vicepresidenta de SIGNIS ALC.    
Teología y comunicación

Teología y comunicación

Carmita Coronado N.* “La comunicación es todo un proceso de revelación de una persona y fe en otra, u otras, que a su vez manifiestan su acogida. La comunicación es el camino para la comunión.” Monseñor Juan  Luis Ysern de Arce Introducción Hace varios años, como parte del servicio de las Organizaciones Católicas de Comunicación para el Caribe y América Latina, se formó una Red de Teología y Espiritualidad del Comunicador que reunió a comunicadores, comunicólogos y teólogos latinoamericanos que buscaban reflexionar sobre la relación teología, evangelización y comunicación. Siendo una Red en construcción, el camino iniciado ha sido interrumpido por muchas razones y en él han quedado algunos indicios que valen la pena ser retomados en un momento de la historia latinoamericana y eclesial que nos plantea retos en los tres ámbitos mencionados y a la vez, retomar esos espacios de reflexión como parte de la tarea teológica y de comunicación. Algo de historia Para ubicarnos de alguna manera en esta inquietud sobre la comunicación humana y a través de los medios, la Iglesia como institución ha dado señales de esa preocupación a través de la difusión de su pensamiento y reflexión a lo largo de los últimos siglos. Sus puntos de preocupación sobre el tema pueden resumirse así: •          La comunicación como hecho humano. •          El aparecimiento de las tecnologías (historia de los medios de comunicación social) •          El impacto de alguno de ellos, por ejemplo el cine. •          La tarea evangelizadora de la Iglesia frente a los medios. •          La formación de los agentes de pastoral y de los fieles. Estas preocupaciones fueron plasmadas en los diferentes documentos, que tras detenidas reflexiones a partir del Concilio Vaticano II se han ido difundiendo, y que a modo de punteos claves se conocen como Magisterio y Comunicación: 1963: Inter Mirífica, Decreto, “Entre las maravillas”, en donde la Iglesia hace recomendaciones sobre el uso de los medios de comunicación. 1971: Communio et Progressio, Encíclica, Comunión para el Progreso, utiliza por primera vez el término Teología de la Comunicación como una tarea que consiste en iluminar la realidad de la comunicación humana desde las bases teológicas de la comunicación divina. Hacer comunicación para la comunión. 1979: Tercera Conferencia del Episcopado, Puebla: hay que destacar un pronunciamiento sobre comunicación: La evangelización es comunicación. Se promueve integrar la comunicación a la Pastoral de conjunto. 1992: Aetatis Novae, la Nueva era, evidencia los avances de la comunicación social y su incidencia en las culturas e individualidad, en la familia y en la sociedad en general; necesidad de hacer una reflexión sobre la comunicación humana. 1992: Cuarta Conferencia del Episcopado Latinoamericano, Santo Domingo, se presenta una propuesta sobre “La comunicación Social en Santo Domingo” a cargo de Monseñor Juan Luis Ysern de Arce, Presidente de UNDA-AL y cuya centralidad es la comunicación entendida como: “todo el proceso de revelación de una persona y fe en otra, u otras, que a su vez manifiestan su acogida. La comunicación es el camino para la comunión. La comunicación requiere dos actos libres: el acto de “manifestar” interioridad (obsequio de la revelación) y el acto de “acoger” la manifestación, el creer en el otro (obsequio de la fe). Comunicador es el que se revela y comunicador es el que cree, el cual al manifestar su fe se convierte en revelador y, a su vez, el primer revelador se convierte en creyente de la acogida brindada por el otro”. (pág. 110) Desde este espacio de reflexión se anima a apoyar el trabajo conjunto con las Organizaciones Católicas de Comunicación. 2007: Quinta Conferencia del Episcopado Latinoamericano, Aparecida: se concibe a la comunicación como un nuevo areópago y la Teología de la Comunicación vuelve a ser propuesta desde el pensamiento de la Iglesia; hay una clara insistencia en la Pastoral de la Comunicación. Relación Teología y Comunicación Para hacer esta relación tendremos en cuenta las reflexiones de Felicísimo Martínez Diez, en su libro “Teología de la Comunicación”. Hablar de comunicación nos lleva a revisar qué pasa con la comunicación humana, porque ésta es su fuente y entonces la comunicación es el rasgo más característico de la historia humana y reflexionar teológicamente sobre la comunicación es reflexionar sobre un fenómeno esencialmente humano. (pág 27). Pero el fenómeno más novedoso en relación con la comunicación es indudablemente el fenómeno de la comunicación social; facilitada por los poderosos medios de comunicación y con la tecnología de última generación, ha llevado la comunicación a unos límites insospechados: aquella aldea global de Mc Luhan  es una realidad y hoy hablamos ya de la cultura planetaria, que rompe todas las fronteras entre los grupos y los pueblos, a la vez que acelera la unificación de diferentes ideologías, hábitos, formas de vida y otras manifestaciones. (pág. 29). Cuando se habla de teología de la comunicación no se excluye la comunicación personal; aún más, toda reflexión teológica sobre la comunicación debe partir de la significación y valoración teológica de la comunicación personal. Se trata de reflexionar sobre la significación teológica de la comunicación masiva y de analizar los valores teológicos en juego. Nos encontramos ante un verdadero signo de los tiempos que debe ser leído a la luz de la fe y discernido teológicamente. (pág. 31). Es necesario recordar que el cristianismo es una religión de comunicación, que pone el énfasis principalmente en la auto-comunicación divina, la encarnación y la Iglesia que se comunica en las diversas culturas. Lo anterior ya nos ubica en una relación entre teología y comunicación que debe ser tenida en cuenta desde varios aspectos: a)         Un primer aspecto ubica a la comunicación humana como un auxiliar de la teología, para lo cual hay que considerar la experiencia y la práctica de la comunicación como elementos históricos que permiten una mejor comprensión del discurso teológico y de la reflexión sobre Dios, la fe y los contenidos de ésta. (pág. 33) b)         Un segundo aspecto se refiere a la teología comunicativa que tiene que ver con la eficacia comunicativa de la teología; aquí entra en juego el lenguaje: el lenguaje teológico puede estar distante del lenguaje del pueblo. Aquí está una razón básica de la crisis de la teología, de la predicación, de la evangelización. Una versión actual de una teología comunicativa es la llamada “teología narrativa” que es una teología centrada y orientada hacia la experiencia humana de la comunicación. Es una narración de acontecimientos y experiencias históricas de salvación, compartidos en la comunidad. (pág. 34). c)         Un tercer aspecto es una reflexión específicamente teológica sobre el fenómeno humano de la comunicación. Se trata de elaborar una teología sistemática de la comunicación. Como un posible acercamiento al campo de la Teología de la Comunicación se puede decir con el autor Martínez: “La teología de la comunicación es una reflexión sobre la comunicación humana y su relación con la experiencia de Dios. Es un análisis y un discurso sobre la comunicación desde la perspectiva de la fe y de la revelación (pág. 35) Lo anteriormente anotado es importante para la teología y para la misión eclesial. Ésta es una tarea fundamental de la teología y de la praxis pastoral: revisar constantemente los contenidos teológicos comunicados y discernir su correspondencia con el mensaje del Evangelio. A modo de conclusión Se debe considerar la comunicación humana como “lugar teológico” en el que se revela el rostro de Dios y su proyecto salvífico para la humanidad. Es descubrir la dimensión teologal de las experiencias comunicativas. Es hacer una lectura y un discernimiento de la comunicación humana a la luz de la fe y de la revelación. La teología de la comunicación cuenta con una larga historia de revelación judeo-cristiana, con una larga experiencia de fe, con una larga tradición teológica de la Iglesia. Esta es la base para cualquier reflexión teológica; también para la reflexión teológica de la comunicación. Hacer teología de la comunicación significa reflexionar sobre la experiencia y la práctica de la comunicación a la luz de la fe; ésta y la perspectiva de la revelación son, como en toda reflexión teológica, el horizonte hermenéutico de la reflexión teológica sobre la comunicación humana. * Educomunicadora, docente en la Universidad Politécnica Salesiana, UPS. Magister en Investigación y Docencia de la Comunicación en la PUCE, Quito. Candidata al Doctorado en Teología Civil por la Universidad Pontificia Bolivariana  de Medellín, Colombia. Miembro fundadora de SIGNIS Ecuador.