Bruselas, Bélgica.- La Asociación Católica Mundial para la Comunicación, SIGNIS, celebra los 90 primeros años de la fundación de las asociaciones católicas de comunicación: Organización Católica Internacional para el Cine (OCIC), la Organización Católica Internacional para la Radio y la Televisión (Unda) y la Unión Católica de la Prensa (UCIP), en 1928, y que en el año 2001 se fusionaron para dar vida a SIGNIS.

Con esta ocasión, el Consejo de Administración de SIGNIS, que se reúne desde el lunes 9 en Bruselas, recordó el legado de tres pioneros fundamentales de la comunicación católica: el Padre Abel Brohée, Monseñor Jean Bernard y Monseñor Jacques Haas; quienes, con su liderazgo comunicativo y humano, sentaron las bases para la consolidación de las asociaciones de comunicadores católicos.

La celebración aniversaria se cumplió en el aula Rerum Novarum del Antiguo Seminario León XIII de Lovaina, donde Monseñor Brohée vivió e impartió clases de Historia y Filosofía. Como expositores participaron la Presidenta de SIGNIS, Helene Osman (Estados Unidos), Guido Convents (Bélgica), Théo Péporté (Luxemburgo), André Kolly (Suiza) y Lieven Boes (Bélgica).

Durante el acto se entregó por primera vez el Premio SIGNIS al Mérito Internacional, al comunicador católico Casimir Goossens, primer tesorero de SIGNIS y quien fuera director de la radio y televisión pública de Bélgica, en lengua flamenca.

Con este evento, SIGNIS celebra, en sintonía con sus miembros y con los comunicadores católicos de los cinco continentes, los primeros 90 años de integración y desarrollo de una red de comunicación que ha buscado sembrar esperanza, paz y justicia en todo el mundo.

Fuente: SIGNIS