Lourdes, Francia.- La "búsqueda permanente de la verdad de los hechos" es la misión fundamental del periodismo, destacó el Secretario de Estado del Vaticano, el Cardenal Pietro Parolín, quien participó en la 22° Jornada de San Francisco de Sales, en Lourdes. En el encuentro,  organizado por la Federación de Medios Católicos (FMC, miembro de SIGNIS en Francia) se reflexionó sobre el tema "Los medios de comunicación y la Verdad". 

La Jornada concluyó este viernes 26 de enero con una misa que fue presidida por el cardenal Pietro Parolín, quien destacó tres puntos fundamentales sobre los que debe trabajar el periodista para desempeñar su labor en armonía.

En su homilía, el representante vaticano insistió sobre la importancia de la verdad como “fidelidad a Dios y al prójimo”.

“La misión del Periodismo en la búsqueda de la verdad está al centro de este encuentro”, dijo el prelado, al tiempo de destacar tres puntos fundamentales sobre los que debe trabajar el periodista para desarrollar su labor en armonía: "El deber de la identidad, el coraje en el ejercicio de la profesión y la sinceridad de las intenciones”.

Asimismo, el cardenal destacó la importancia del trabajo periodístico en la "búsqueda permanente de la verdad de los hechos".

Después de celebrar la misa, el Secretario de Estado, Pietro Parolín, entregó el premio dedicado al padre Jacques Hamel, asesinado el 26 de julio de 2016 en la Iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray en Rouen, Francia, en un atentado fundamentalista mientras celebraba la Eucaristía. 

El vencedor de este año, elegido entre 26 candidatos, ha sido el periodista Samuel Lieven, autor del artículo "Thomas y Benoit, los convertidos del 13 de noviembre", que conmemora los atentados de París acaecidos dos años antes.

La 22° edición de la Jornada de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, concluyó este viernes 26 de enero, en Lourdes, Francia, y contó con la participación de comunicadores católicos de todos los continentes.  Por SIGNIS ALC participaron su presidente y vicepresidenta, Carlos Ferraro y María José Centurión, respectivamente.

Redacción: SIGNIS ALC, con información de Vatican News