Buenos Aires, Argentina.- La Coalición por una Comunicación Democrática lanzó una campaña por el derecho a la comunicación, el trabajo y la producción nacional. La iniciativa cuenta con la adhesión y participación de numerosas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos, redes de medios populares, universidades y sindicatos, además de legisladores y candidatos a ocupar esos cargos después de las elecciones de octubre.

Durante la transmisión de radio en vivo, los representantes de varias organizaciones, redes, colectivos y personajes referentes a la docencia, la investigación y el ejercicio profesional de la comunicación fundamentaron las razones por las que urge defender el Derecho a la Comunicación.

Pablo Antonini, presidente de la mesa nacional del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) e integrante de Radio Estación Sur dijo que “este compromiso esta dirigido a quiénes hoy ocupan las bancas del Congreso Nacional y a quiénes van a ser legisladores y legisladoras a partir de estas elecciones. Creemos que la comunicación tiene que volver a ser un tema de agenda y que se instale en las campañas políticas”.

“No hay una verdadera democracia si no debatimos de quiénes son los medios de comunicación y cuáles son los riesgos de que los contenidos que vemos, leemos y escuchamos estén concentrados cada vez en menos manos”, agregó Antonini.

Por su lado, Néstor Busso, responsable de políticas públicas de FARCO e integrante de Radio Encuentro de Viedma, señaló que “en estos tiempos, un derecho tan básico como el derecho a la comunicación está siendo violado por el gobierno, que considera la comunicación simplemente como un negocio.” 

“Nosotros queremos debatir sobre el derecho a la comunicación y sobre estos retrocesos que estamos viviendo en estos días en materia de derechos humanos”, apuntó Busso.

Así también, Luis Lázzaro, abogado de la Coalición por una Comunicación Democrática señaló que el objetivo de esta iniciativa es “poner de nuevo en la agenda de los argentinos a la comunicación, que es un derecho humano fundamental para poder acceder al conjunto de los derechos”.

“Volvemos a reclamar poder acceder a los contenidos de interés relevante, como es el fútbol de primera división; la vigencia del derecho humano a la comunicación; la existencia de una autoridad federal que sea efectivamente independiente y plural; que se ponga un freno a la concentración monopólica de los medios de comunicación; por el 33% reservado para los medios comunitarios sin fines de lucro; por la diversidad cultural y el pluralismo informativo”, agregó.

Diego de Charras, director de la carrera de comunicación de la UBA, manifestó que “es imprescindible el papel de la coalición para poner en la agenda la situación del derecho a la comunicación en Argentina”.

“Esperamos lograr el compromiso de legisladores, diputados y senadores de volver a tomar el tema del derecho a la comunicación, la diversidad y el pluralismo, para intentar dar marcha atrás a esta legislación nefasta que se ha llevado a cabo a través de decretos de necesidad y urgencia desde diciembre del 2015 en adelante”, apuntó el docente universitario.

Damián Loreti, miembro de la Coalición por una Comunicación Democrática describió la grave situación del derecho a la comunicación y la libertad de expresión en Argentina: “Desde diciembre del 2015 hay un gobierno que ha decidido cargarse sistemáticamente todos los compromisos en materia de derechos humanos: la desaparición de Santiago Maldonado, la detención de Milagro Sala, el nombramiento de jueces de la Corte Suprema por decreto, llevar a juicio político a los jueces laboralistas que defienden los derechos de los trabajadores, la intervención de sindicatos. La situación de la libertad de expresión y el derecho a la comunicación en Argentina está como el resto, es decir, con un Estado que ha decidido apartarse de los estándares”.

Sobre la nueva Ley de Convergencia que trabaja el gobierno nacional y que ingresaría al congreso después de las elecciones generales, Loreti manifestó que “hay una promesa de hacer una ley con una comisión redactora que ya terminó su trabajo y que dijo que haran la consulta de lo que ellos ya elaboraron. Esto es una falta de respeto y una violación de derechos”.

Claudia Villamayor, directora de la Tecnicatura en Comunicación Popular de la UNLP, recordó que desde el regreso de la democracia “estamos en el mismo lugar y reivindicando los mismos principios y proponiendo estrategias de defensa del derecho a la comunicación y de incidencia”. Además destacó la fuerte presencia de jóvenes, y de las universidades públicas.

Fuente: Agencia FARCO