Buenos Aires, Argentina.- El Sindicato de Trabajadores de Prensa (SITRAPREN) resolvió iniciar un paro por tiempo indeterminado, en razón a la falta de respuestas del Directorio de la Agencia de Noticias Télam Sociedad del Estado, ante el pedido del gremio para que se desista del despido a dos trabajadores, que registró el pasado 28 de mayo.  El despido se registró en medio de la lucha que venían llevando los trabajadores por paritarias y en rechazo a la persecución gremial y el vaciamiento.

Según informó el secretario gremial del SITRAPREN, Daniel Segal, “hubo una decisión de la empresa de despedir a dos trabajadores por un cable que supuestamente tiene información falsa”. “Esto sin dudas es una sanción exagerada y arbitraria”, calificó el dirigente, quién acusó a las autoridades de Télam de dar curso a la queja de un funcionario.

El trabajador dijo que es llamativo que el cable no haya sido anulado, reemplazándolo por uno nuevo como comúnmente ocurre, y sostuvo que el envío estuvo colgado por 24 horas.

“Esta decisión que va en perjuicio de dos trabajadores hoy, viene de larga data“, afirmó y explicó: “Venimos denunciando persecución a los dirigentes sindicales, entre ellos, a nuestro secretario general, Luis Giménez, que fue denunciando ante la justicia por la empresa con declaraciones falsas”.

El secretario gremial explicó en qué consiste la persecución que vienen sufriendo: “Por un lado, la empresa le paga los abogados privados a los funcionarios que quieran hacer denuncias judiciales contra los dirigentes sindicales por cualquier cosa, por violencia, amenazas, acoso. Por otro, a través del amedrentamiento y ninguneo al sindicato”. Además, agregó, “las autoridades de la empresa, se reúnen con personas que no tienen ninguna representación gremial, mientras que nuestro gremio tiene un pedido de inicio de paritaria vencido que no nos han respondido”.

Segal manifestó que al igual que durante el gobierno de la Alianza, “el plan es cerrar la Agencia, para que no tengan competencia los grandes medios hegemónicos por un lado, y a su vez, que no haya contralor de la publicidad oficial”. Respecto a esto último, el sindicalista explicó que “Télam tiene doble función: ser la agencia de noticias del Estado, y controlar qué se hace con la pauta oficial. Al no haber control, hace que sea más fácil que haya un retorno de una publicidad que no se hizo”.
“Tememos que vayan por el cierre de la agencia y su desaparición, lo que haría que no haya otro mayorista de noticias en el país. Si no es Clarín o La Nación no existe otra redacción grande en el país. El cierre de Télam ya sabemos a quién va a beneficiar”, advirtió.

Fuente: FARCO