São Paulo, Brasil.- En el marco de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la organización internacional de defensa a la libertad de expresión, ARTICULO 19 presentó su más reciente informe sobre las "Violaciones a la Libertad de Expresión 2016", que compila las violaciones contra comunicadores en Brasil en 2016.  En su 5ª edición, el informe confirma cenário sistemático de violações contra comunicadores

El informe registra y analiza las graves violaciones contra comunicadores (periodistas, blogueros, radialistas y dueños de medios) registradas y documentadas por la organización en 2016 en Brasil.

En el monitoreo fueron registradas 31 graves violaciones contra comunicadores a lo largo de 2016 en todas las regiones del país, de los cuales 4 casos fueron de asesinatos, cinco tentativas de asesinatos y 22 amenazas de muerte. No se registró ningún secuestro.

De todas las víctimas, 11 eran periodistas o reporteros y otras 11 eram blogueras. En seis de los casos la víctima era radialista y en tres de ellos, propietaria de un medio de comunicayaón. Otro dato importante es que el 84% de esos comunicadores ya habían sido blanco de violaciones en años anteriores, o que demuestra la incapacidad del Estado brasilero en garantizar la protección de esas personas.

El análisis sobre el tipo de medio de comunicación en la cual la víctima actuaba revela que en más de la mitad de los casos (52%) el comunicador estaba ligado a medios considerados alternativos – como blogs y pequeños periódicos impresos –, en cuanto al número de graves violaciones registradas en medios comerciales fue del 42%.

En la división por región del país, el informe identificó que la mayor parte de los casos se registró en Estados del Nordeste: 45%. Seguido por la región Sudeste (22%), Norte (16%), Sur (10%) y Centro-Oeste (7%).

Así mismo, el Estado en que ARTIGO 19 registró el mayor número de graves violaciones fue São Paulo, que, solo, concentró el 16% de los casos. Seguido por Ceará y Maranhão (13% cada uno) y Bahia (10%).

Agentes del Estado siguen siendo los principales sospechosos

En lo que dice respecto a los sospechosos de ser los autores de las violaciones, la tendencia del análisis de los años anteriores también se mantienen, com amplia mayoría se concentra en agentes del Estado, como políticos y policías – en 77% de los casos ese fue el perfil identificado.

Otra perspectiva adoptada por el análisis fue el de las motivaciones: en 65% de los casos, la realización de denuncias de irregularidades cometidas por autoridades en la gestión pública fue apuntada como la causa de violación, al paso que en 35% las motivaciones habrían sido la emisión de una crítica.

Finalmente, otro dato preocupante es que en 39% de los casos de graves violaciones contra comunicadores no hubo la apertura de investigación por parte de la policía. El número puede ser visto como uno de los síntomas de la falta de capacidad e iniciativa del Estado brasilero en afrontar la cuestión.

Fuente: ARTIGO 19