Expertos para la libertad de expresión de la ONU, OSCE, CIDH y la Comisión Africana de Derechos Humanos emitieron su Declaración Conjunta sobre el fenómeno de la desinformación, propaganda y las llamadas “fake news”. El pronunciamiento se hizo público el pasado 3 de marzo, en el marco de un evento que se llevó a cabo en Viena, Austria.

El Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza, manifestó que “la desinformación y la propaganda afectan intensamente a la democracia: erosionan la credibilidad de los medios de comunicación tradicionales, interfieren con el derecho de las personas de buscar y recibir información de todo tipo, y pueden aumentar la hostilidad y odio en contra de ciertos grupos vulnerables de la sociedad. Por ello, reconocemos las iniciativas de la sociedad civil y los medios de comunicación para identificar noticias deliberadamente falsas, desinformación y propaganda, y generar conciencia sobre estas cuestiones. No obstante, resulta preocupante que los gobiernos utilicen el fenómeno de las llamadas noticias falsas o “fake news” como una excusa para censurar a la prensa independiente y suprimir el disenso”.
 
Los Relatores Especiales explicaron que los esfuerzos estatales y del sector privado para enfrentar la desinformación y propaganda corren el riesgo de suprimir la libre circulación de ideas y el disenso, de forma contraria al derecho internacional de los derechos humanos. La Declaración Conjunta identifica los principios generales, estándares y buenas prácticas que deben ser respetadas y promovidas por los distintos actores al enfrentar la desinformación y la propaganda.
 
La Declaración fue firmada por el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza, en conjunto con el Relator de las Naciones Unidas para Libertad de Opinión y de Expresión (ONU), David Kaye, la Representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para la Libertad de los Medios de Comunicación (OSCE), Dunja Mijatović y la Relatora de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, Faith Pansy Tlakula.
 
La Declaración Conjunta está disponible aquí.