Guerrero, México.- La reportera del “Diario Alternativo”, en Guerrero, Yaneli Fuentes Morales, denunció haber sido víctima de agresiones sistemáticas durante 2017 por parte de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), grupo de autodefensa con presencia en Marquelia, municipio ubicado en la Costa Chica.  La comunicadora presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y por los que la Procuraduría General de la República abrió una investigación.

El año pasado la Red de Periodistas Guerrerenses con Visión de Género compiló 24 casos de agresiones contra mujeres periodistas en la entidad durante el periodo de 2014 y 2017. Entre éstas destacan ataque con arma de fuego; hostigamiento para revelar la fuente; hostigamiento digital y judicial con el fin de obstruir el trabajo informativo; la privación de la libertad, amenazas y  agresiones físicas durante coberturas.

De acuerdo con los datos de la Red, 80  por ciento de las agresiones y presiones de censura provienen por parte de agentes del Estado (policías, funcionarios municipales y estatales); también han sido violentadas por grupos de autodefensa en las regiones del estado y por grupos criminales.

Guerrero se ha convertido en una de las entidades más violentas para las periodistas quienes optan por el exilio o la autocensura como ocurre en el municipio de Chilapa de Álvarez - ubicado en la zona de la Montaña- donde la violencia provocó el desplazamiento forzado de mujeres periodistas y el auto exilio.

En el caso de la Tierra Caliente en la zona Norte del estado, las comunicadoras han elegido autocensurase como medida de protección ante la impunidad que impera en la región.

En mayo de 2017, tras el asesinato del periodista Cecilio Pineda ocurrido en Ciudad Altamirano, en Tierra Caliente; y la intercepción y robo de la que fueron víctimas siete periodistas en una localidad de San Miguel Totolapan en la misma zona, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, anunció la creación de la Fiscalía Especializada y la Unidad de Atención de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, ésta última con enlace al Mecanismo Federal.

Sin embargo, ambas instancias a más de aún año de su creación, no transparentan la información. A la fecha se desconoce el número de casos denunciados ante la Fiscalía o cuántos casos hay dentro del Mecanismo Federal, tampoco se tiene información desagregada por sexo.

En tanto, la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del estado de Guerrero (CDDHG) informó que de 2014 a 2017 documentó nueve quejas presentadas por periodistas, de las cuales 7 son de mujeres.

Fuente: CIMAC noticias