Tegucigalpa, Honduras.- Según un reciente reporte publicado por el colectivo de periodistas CONEXIHON, comprometidos con la promoción y defensa de los derechos humanos, la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información pública, con el reciente asesinato del periodista Igor Padilla, en la norteña ciudad de San Pero Sula, se eleva a 64 el número de comunicadores asesinadas en Honduras en los últimos 15 años. La publicación denuncia que el ejercicio periodístico se ha convertido en una actividad altamente peligrosa, y que el 95 por ciento de los 63 casos de asesinato a los comunicadores ocurridos en los últimos 15 años permanecen en la impunidad, conforme señala el informe sobre libertad de expresión presentado el año pasado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) .

El reporte destaca que más de 50 personas ligadas a medios de comunicación han sido asesinadas después del golpe de Estado de 2009, 24 de ellas en los años 2014 y 2015.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (Oacnudh) pidió el inmediato esclarecimiento del crimen que acabó con la vida del periodista del canal HCH, Igor Padilla, quien fue acribillado por desconocidos que se transportaban en dos camionetas mientras grababa un anuncio comercial en las afueras de una tienda de juguetes. .

A través de un comunicado, la Oacnudh recordó que “cualquier ataque, amenaza o desprecio a la libertad de expresión, incluyendo la intimidación, el hostigamiento, la censura y el infundir miedo a quienes ejercen la labor periodística, va en contra de un estado democrático de derecho donde el respeto a los derechos es fundamental”.

Este caso mereció también la preocupación de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), que señaló que “Con este ataque a Igor Padilla, es toda la prensa hondureña la que es agredida. Honduras sigue siendo uno de los países más peligrosos del continente para los periodistas; el gobierno hondureño debe establecer de forma urgente un mecanismo de protección eficaz para detener esta espiral mortífera”, indicó.

Actualmente Honduras se encuentra en el lugar 137, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de RSF.

Así también, en el informe anual del Comité por la Libre Expresión (C-Libre) se indica que en 2015 en Honduras se emitieron 219 alertas por violaciones a la libertad de expresión. El 75 por ciento de las alertas fueron ataques contra periodistas y comunicadores sociales.

El gobierno, a través de su aparato de seguridad y el uso de normas administrativas, resulta ser el mayor violador de la libertad de expresión en el país centroamericano.

Fuente: CONEXIHON