Ciudad de México.- El periodista Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce, corresponsal de La Jornada y escritor, fue asesinado con arma de fuego la tarde del lunes 15 de mayo de 2017, en Culiacán, Sinaloa. El crimen se registró a un par de cuadras de las oficinas de Riodoce donde él trabajaba. Minutos antes, Valdez envió su última nota a La Jornada y participó en el programa El Almohadazo, de MVS, con Fernanda Tapia, hablando sobre crimen organizado.

En su última entrevista, Valdez habló sobre lo que implica cubrir tanta violencia: “Yo creo que me ayuda mucho la indignación, el malestar, el coraje o la tristeza ante tanto hecho violento y tanta injusticia me ayuda a escribir mis historias. Espero no perderlo nunca. Creo que haría mal el no sentir y ser periodista”.

Valdez contaba con una amplia trayectoria en el periodismo y fue galardonado con el Premio Sinaloa de Periodismo y el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) en 2011. Riodoce, medio fundado y dirigido por Valdez, fue galardonado con el premio de periodismo María Moors Cabot de la Universiad de Columbia y en 2013 recibió el premio PEN Club a al excelencia editorial.

La cobertura del periodista se centraba en el crimen organizado y en su impacto en la sociedad. “Él escribía una columna los lunes en Riodoce que se llamaba Malayerba en la cual relata historias de jóvenes y personas que se han visto envueltos en el narcotráfico” relató América Armenta, amiga de Valdez y reportera de El Debate de Culiacán.

“Él era un referente en la zona sobre este tema. Pero era muy meticuloso, contaba los hechos tal cual y los contaba como una historia. Nunca le faltó el respeto a nadie. En un estado como Sinaloa no todos se pueden dar el lujo de tocar estos temas con la facilidad con la que él lo hacía” relató la periodista.

“Sus libros hablan del narco. En el último, Levantones, habla de algo común en Sinaloa: las privaciones de la libertad. Antes escribió Los huérfanos del narco, que hablaba de las familias, los niños y las niñas, y todas las víctimas que ha dejado el narco, incluso menciona casos de periodistas”, agregó.

En Narcoperiodismo, Valdez escribió sobre la “infiltración” del crimen organizado en algunos medios de comunicación locales. En una entrevista para Index on Censorship, Javier relató al respecto: “Esto ha hecho nuestro trabajo mucho mas complicado y ahora nos tenemos que proteger de políticos, narcos e incluso periodistas”.

En entrevista con el periódico Reforma en octubre de 2016 sobre el mismo libro, Valdez declaró: “el principal problema que tenemos para el ejercicio periodístico es la autoridad. Es una clase política hija del narcotráfico, intolerante, peligrosa, poderosa, coludida con la delincuencia organizada, con criminales de toda índole. Le tengo más miedo, y es más fácil, que el gobierno haga algo en contra de nosotros, del periodismo que hacemos, a que lo haga el narco”.

Además de su cobertura periodística, Valdez denunció de diversas formas la violencia contra la prensa. Tras el asesinado de la periodista Miroslava Breach, Javier publicó en su cuenta de Twitter: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio”.

De acuerdo con una fuente que se mantiene anónima por razones de seguridad, Valdez le dijo que integrantes de un grupo armado compraron todas las ediciones impresas de Riodoce a finales de febrero de este año.

Para mayor información, favor de contactar a comunicacion@article19.org o hablar al + 52 55 1054 6500 ext. 110 www.articulo19.org

Fuente: ARTICULO 19