Brasilia, Brasil.- La Federación Nacional de Periodistas de Brasil, FENAJ (por su sigla en portugués) expresó su preocupación por los casos de violencia y agresiones que enfrentan los periodistas en el ejercicio de su profesión.  Aunque las estadísticas revelan que en 2017 disminuyó en algo los casos de violencia, con relación a los registrados en 2016, los números siguen siendo alarmantes.

Según el último informe titulado "Violencia contra los Periodistas y Libertad de Prensa en Brasil – 2017", publicado por la FENAJ,en 2017 se registraron 99 casos de agresiones contra los periodistas, número considerado muy elevado por la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ). También preocupa el hecho de que ha crecido los casos de censura y de violencia contra la organización sindical de los trabajadores de prensa.

La FENAJ presentó su Informe elaborado por la Federación, con la colaboración de los Sindicatos de Periodistas del país.

La presidenta de la FENAJ, Maria José Braga, destacó la reducción de la violencia, pero recordó que, a pesar de los esfuerzos de las organizaciones periodísticas, los números son inferiores de lo que es la realidad. “Muchos casos, principalmente los de censura interna de las redacciones, no son denunciados”, lamentó.

Según la dirigenta de los periodistas, la denuncia es importante porque es el primer paso para la sanción de los culpables. “La impunidad es elo combustible de la violencia, de ahí la importancia de la denuncia pública y de las medidas subsecuentes de identificación y sanciones de los responsables de las agresiones”, afirmó.

El informe de la FENAJ presenta los casos ocurridos y la compilación por tipo de agresión, regiones y estados de la Federación, género y tipo de medios de los profesionales afectados.  También presenta el ranking de los agresores.

Algunas cifras

En 2017 no se registraron casos de asesinatos de periodistas en el cumplimiento de su ejercicio profesional, así como hubo una gran reducción de muertes de otros profesionale de la comunicación y comunicadores populares. En 2017, hubo un único caso: el bloguero Luís Gustavo da Silva que fue asesinado en Ceará. En 2016, fueron cinco muertes.

El tipo de agresión más frecuente fue la física (26 casos), seguida de las amenazas/intimidaciones (15 casos) y de las agresiones verbales (12 casos). En cuarto lugar, aparecen las acciones judiciales con el objetivo de cercenar la libertad de prensa (11 casos) y,  la censura interna en las redacciones.

Acceda al Informe de la FENAJ aquí.