Tegucigalpa, Honduras.- Como un grave atentado al derecho a la libertad de expresión de periodistas, comunicadores sociales y ciudadanos en general, ha sido calificada la reforma al código penal aprobada por el Congreso Nacional impulsada por el poder ejecutivo. La propuesta legal incluye la introducción de un artículo por el que se sancionaría con prisión a quién públicamente o a través de medios de comunicación o difusión hiciere apología, enaltecimiento o justificación del delito terrorismo o quienes hayan participado en su ejecución.

La aprobación de la medida ha recibido el rechazo de diferentes sectores especialmente periodistas y algunos directores de medios de comunicación que han mostrado su preocupación porque la nueva medida puede llevar a la cárcel a comunicadores sociales.

El artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, a cuyo el marco legal se encuentran sujetos los Estados Miembros de la Organización de Estados Americanos dice de forma clara, que “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

La Declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA), establece en el numeral uno “la libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho  fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática”.

El Congreso aprobó una modificación a la figura del delito de terrorismo que contradice los estándares internacionales según observaciones al proyecto de ley publicadas por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Honduras.

Fuente: Comité por la Libre Expresión/ foto: La Tribuna.hn