Tegucigalpa, Honduras.- La noche del sábado 9 y el amanecer del domingo 10 de diciembre, Radio Progreso salió intempestivamente del aire en su frecuencia 103.3 FM en Tegucigalpa y los alrededores, a consecuencia de un atentado que derribó su antena de transmisión. Tan pronto se cortó la señal de la emisora, personal técnico de la radio se movilizó al cerro Cantagallo donde están los equipos de transmisión y pudieron comprobar que los tornillos de los tensores de la torre que sostiene la antena, habían sido “aflojados” por mano criminal provocando la caída y destrucción de dichos equipos.

Tras ocurrido este atentado, los directivos denunciaron el sabotaje ocasionado al equipo de transmisión de Radio Progreso, en Tegucigalpa, luego de lo cual organizaciones y medios de comunicación en varias partes de mundo repudiaron este atentado.

“La prensa generalmente y si es prensa que está difundiendo información de la oposición política, esa es la que más va a sufrir, como es el caso del sabotaje a Radio Progreso. Creo que no es el único sabotaje que ha sufrido Radio Progreso desde el 2009 en adelante, ha sufrido varios, sobre todo con la impunidad con la que se dan porque el hecho que vayan personas y saboteen una antena eso significa que tienen autorización para hacerlo, ósea, tienen la impunidad para hacerlo” manifestó Mery Agurcia, representante de derechos humanos del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras, Cofadeh.

Así también, desde radios comunitarias, medios alternativos, como la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica y Comunicación Popular, ALER, condenaron esta violación al derecho a la libertad de expresión e información. Estos medios aseguran que siguen de cerca la crisis post electoral desde la cobertura que realiza Radio Progreso, y están atentos ante cualquier atentado que se concrete contra la emisora. 

“Como Aler hemos expresado nuestra profunda preocupación por lo que está sucediendo en Honduras, un clima de represión, de fraude y en particular condenamos los atropellos a la libertad de expresión, la censura que se pretende instaurar, en particular con medios alternativos, con medios democráticos como Radio Progreso”, dijo el presidente de la junta directiva de Aler, Leonel Herrera.