Ciudad de México.- Continúa en ascenso el número de personas incorporadas al Mecanismo de Protección a periodistas y defensores de derechos humanos, en México.  Solo en el segundo trimestre de este año (de abril a junio) el número de beneficiarios pasó de 538 a 589. Al cierre de junio, el número total de beneficiarios era de 368 activistas y 221 periodistas.

Según informa el Diario La Jornada, en los en días posteriores al último registro estadístico, los responsables de esta instancia recibieron 20 peticiones más de incorporación, las cuales han sido analizados entre jueves y viernes. Igualmente, 19 casos fueron revaluados (para cancelar o continuar con la protección) y 20 fueron revisados por primera vez, con lo que la nueva cifra de beneficiarios del mecanismo estaría integrada por 597 personas: 225 periodistas y 372 defensores de derechos.

El más reciente informe estadístico del mecanismo (junio de este año), previo a la eventual ampliación aprobada la semana pasada, se indica que desde la creación de esa instancia (octubre 2012) han sido recibidas 470 solicitudes de incorporación (201 de defensores y 269 de comunicadores). En este último caso, de 52 presentadas durante el primer semestre del año en curso, sólo una no fue admitida, mientras que 36 entraron en procesos ordinarios y 15 en situación extraordinaria.

El reporte elaborado por la Subsecretaría de Derechos Humanos de Gobernación señala que por el número de peticiones, casi 60 por ciento de estas corresponden a periodistas.

En los casi cinco años de operación del mecanismo, en la Ciudad de México se registra el mayor número de solicitudes (84 hasta junio), seguida por Veracruz (57), Guerrero (35), estado de México (27), Oaxaca (24), Chiapas (20) y Chihuahua y Tamaulipas, con 19 cada una.

En sentido contrario, Durango, Nayarit y Aguascalientes reportaron el menor número de peticiones de incorporación.

Como probables agresores continúan a la cabeza servidores o servidoras públicas, aunque la brecha se va cerrando en cuanto a la posible autoría de particulares, a quienes el gobierno identifica como parte de grupos criminales.

En el caso de periodistas, a junio pasado había 47 casos incorporados este año, de los cuales en 19 se señala como autores a servidores públicos, en 13 a particulares y 15 no identificados. Igualmente las autoridades presumen que sean parte de grupos delincuenciales.

La amenaza continúa como principal motivo de incorporación al mecanismo, seguido de la agresión física y, como tercera causa, secuestro y privación de la libertad.

En enero-junio de 2017, de una lista de 42 comunicadores protegidos, uno fue secustrado, 10 sufrieron agresión física y 31 amenazas. Para el caso de los defensores, de 21 personas, 17 fueron amenazados y cuatro agredidos físicamente. (Fabiola Martínez)

Fuente: Periódico La Jornada