Guatemala.- El Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jorge de León Duque, se mostró preocupado por la persistente desprotección de las y los comunicadores en Guatemala, en especial de quienes realizan sus actividades en los departamentos del país, e instó al gobierno a la pronta implementación del Programa de Protección a Periodistas.

Según informa la Agencia CERIGUA, el Defensor del Pueblo ha destacado el grado de vulnerabilidad que tiene el ejercicio de la profesión periodística y señaló que en menos de un año han sido asesinados nueve de estos profesionales en los departamentos, además de una comunicadora social en el Hospital San Juan de Dios, de la capital del país.

Asimismo recordó que el Estado de Guatemala se comprometió en Ginebra, durante el Examen Periódico Universal (EPU) de 2012, a adoptar un mecanismo de protección para periodistas, atendiendo a la recomendación del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y a las sugerencias que en dicha ocasión formularon varios Estados.

La discusión sobre la conformación del mecanismo de protección para periodistas contará con la participación de la UNESCO, entidad que tiene el encargo de atender asuntos relativos a la comunicación y seguimiento de la seguridad de los periodistas.

En reiteradas ocasiones el Ombudsman ha manifestado su preocupación por la inseguridad que enfrenta el gremio periodístico y ha recibido informaciones alarmantes acerca de los riesgos que los acechan.

En tal sentido, el PDH reitera su preocupación por las condiciones en que ejercen su labor los trabajadores de la información en los departamentos del país, donde además de las agresiones que sufren, provenientes de algunos funcionarios corruptos, también enfrentan el flagelo del narcotráfico y el crimen organizado.

Finalmente, De León Duque insiste en la necesidad de implementar inmediatamente el mecanismo para la protección de los periodistas, tal como lo han solicitado las entidades gremiales al presidente de la República, que avaló dicha propuesta; el Procurador patentiza su solidaridad a las familias de las y los comunicadores que han sido víctimas de la violencia y al gremio en general.
Fuente: Cerigua