Ciudad de México.- La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) expresó su solidaridad con los periodistas que son víctimas de agresiones, amenaza o atentado a la libertad de expresión, así como exigió que los casos de violencia, agresión no queden en la impunidad.

Para la AMEDI, cualquier agresión o amenaza debe denunciarse, investigarse, prevenirse y evitar a toda costa que en lo sucesivo se repita y/o se materialice.

Según manifiesta, cuando se agrede o intimida a un periodista, comunicador, activista o defensor de los derechos humanos, no sólo sufre el “mensajero” de la información en su derecho fundamental de libertad de expresión e incluso en su integridad física, sino también la sociedad que tiene derecho a saber el contenido de los temas que indaga el comunicador.

El periodista y cronista Héctor de Mauleón recibió graves amenazas después de denunciar públicamente el narcomenudeo en un edificio de la colonia Condesa en la Ciudad de México. Esas amenazas se han repetido después de la denuncia inicial, pero la respuesta de las autoridades ha sido insuficiente. La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) se solidariza con él y comparte su indignación por el silencio que ha rodeado su caso, se lee en un comunicado llegado a la redacción de SIGNIS ALC.

Explica que De Mauleón es un destacado escritor y publica en El Universal una columna donde ha develado el funcionamiento de grupos delincuenciales e incluso la connivencia y/o negligencia de autoridades con algunos de ellos.

La Amedi hace un enérgico llamado y exige a las autoridades locales y federales que salvaguarden y activen mecanismos eficientes que protejan la integridad de los comunicadores que han recibido amenazas. Las autoridades han sido negligentes y pasivas a la hora de proteger la libertad de expresión. Ante denuncias públicas y legales de periodistas y defensores de derechos humanos, las instituciones no han actuado oportunamente. Incluso la sociedad ha tenido noticias de casos de agresiones fatales contra la libertad de expresión sin que se hayan iniciado investigaciones o tomado medidas preventivas desde el ámbito público.

La Amedi también hace un llamado a las comisiones de derechos humanos de la Ciudad de México y Nacional para que emitan recomendaciones más contundentes a las autoridades de procuración de justicia.

Así también, la Amedi convocó a todas las organizaciones de defensa de los derechos humanos, la libertad de expresión y el derecho a la información a emitir una declaratoria conjunta para que la autoridad actúe ya, de inmediato, en defensa y protección de la libertad de expresión de todos los periodistas, comunicadores, reporteros, activistas y defensores de los derechos humanos. A esta convocatoria también debieran sumarse los medios y las empresas periodísticas y editoriales, porque la sociedad toda se ve afectada y los medios deben ser corresponsables.

Fuente: AMEDI