La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) demandó la entrega inmediata de los cuerpos del periodista Javier Ortega, el reportero gráfico Paúl Rivas y Efraín Segarra, conductor de la unidad móvil del diario El Comercio de Ecuador vilmente asesinados por una disidencia de las FARC autodenominada Frente Oliver Sinisterra. En un comunicado llegado a la redacción de SIGNIS ALC, la Federación de periodistas destaca que las "familias tienen derecho a enterrar a sus familiares. La no entrega de los cuerpos prolonga la agonía de padres, hermanos, hijos y el gremio sumidos en el dolor por la irreparable pérdida".
 
La FEPALC y todas sus organizaciones afiliadas en América Latina-Caribe invocan la valiosa acción de la Cruz Roja Internacional, organización que se convierte en actor clave en actividades humanitarias.  Al mismo tiempo demanda de los gobiernos de Ecuador y Colombia a que den todas las garantías para que se produzca la entrega a través del canal humanitario.  La organización periodística condenó también con firmeza la acción de la disidencia que pretendió negociar con la vida de los periodistas y ahora pretende seguir haciéndolo con sus cuerpos.
 
En el comunicado firmado por la Presidenta de la FEPALC, Zuliana Lainez Otero, la Federación de Periodistas condena que los periodistas sean tomados como actores parte del conflicto, repudia el retorno del secuestro como arma de negociación y presión y demanda que el crimen de los 3 compañeros comunicadores del Diario El Comercio, de Ecuador, no quede impune.