América Latina.- Según un reciente informe elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante el 2016 se reportó un aumento alarmante de las personas que sufren hambre en América Latina el Caribe. El documento “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017” señala que el año pasado aproximadamente 42.5 millones de personas no contaron con la cantidad suficiente de alimentos para cubrir sus necesidades calóricas diarias, lo que significa una aumento de 2.4 millones de personas (6 por ciento) en comparación con 2015.

Según advirtieron los organismos de las Naciones Unidas, esta realidad pone en riesgo el alcance número dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre la erradicación del hambre y la malnutrición para el 2030.

El informe señala que durante el 2016 el hambre afectó a un 5.6 por ciento de la población en Sudamérica y a un 6.5 por ciento en Mesoamérica; mientras que en el Caribe, la prevalencia se mantiene en un 17.7 por ciento, lo cual coloca a esta subregión como la de mayor prevalencia de las Américas.

Según declaró la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carrisa F. Etienne, si bien la desnutrición aún persiste en la región, especialmente en poblaciones vulnerables, ahora va acompañada del sobrepeso y la obesidad que afectan especialmente a las mujeres.

Para combatir esta doble carga de malnutrición, señaló la Etieene, es necesario asegurar el acceso a una alimentación balanceada y abordar los principales factores sociales que determinan la malnutrición, como la falta de acceso a alimentos saludables bajos en azúcar, sal y grasas, programa de protección social, servicio de educación y salud, entre otros.

El estudio conjunto señaló que la peor situación en términos de prevalencia de subalimentación la presenta Haití, donde casi el 47 por ciento de la población, cinco millones de personas, sufre hambre; este número representa casi dos tercios de toda la subalimentación en los países del Caribe.

Brasil, Cuba y Uruguay presentan una prevalencia de subalimentación inferior al 2.5 por ciento, mientras que Argentina, Barbados, Chile, México y Trinidad y Tobago presenta cifras por debajo del 5 por ciento.

Revise aquí el informe

Fuente: Cerigua