Este 12 de junio se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.  La Organización Internacional del Trabajo, OIT, quiere combatir el trabajo infantil en áreas de conflicto y desastres.

Según el director de la Oficina de la agencia de la ONU, en Nueva York, Vinícius Pinheiro, “el tema del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil para 2017 hace relaciópn a la situación de los niños que son víctimas de conflictos y catástrofes"

“Ese es un grupo, particularmente, vulnerable porque, en muchos casos, están sujetos al trabajo infantil, al tráfico de personas, a la explotación y al abuso sexual. De acuerdo con la OIT, existen 168 millones de niños que son víctimas del trabajo infantil y 85 millones realizan trabajos peligrosos”, dice él a la Radio ONU.

La Guía de Principios de la OIT aprobado en 2016, pide a todos los Estados-miembros que adopten medidas para combatir y prevenir el trabajo infantil.
Según la organización, los conflictos y los desastres tienen un impacto arrasador en las vidas de las personas. Ellos matan, mutilan, hieren y forzan a que millones de personas tengan que huir de sus casas.

A más de eso, destruyen los medios de subsistencia, llevan a las personas a la pobreza y al hambre y lanzan a muchos como víctimas de violaciones de los derechos humanos.

La OIT explica que los niños, generalmente, son las primeras en sufrir en razón de que las ecuelas son destruidas y los servicios básicos suspendidos.  Muchos menores son desubicados, internados o refugiados y están más propensos al tráfico humano y al trabajo infantil.

Según otra agencia de la ONU, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el porcentaje más elevado de niños que trabajan se encuentra en África Subsahariana con el 28% de menores de 5 a 14 años. Le sigue África Central y Occidental con casi el 28% y África Oriental y del Sur con el 26%. En Oriente Medio, en el Norte de África, en el este de Asia y en el Pacífico, 10% de los niños que hacen parte de esa faja etária desempeñan trabajos prejudiciales en relación al 9% de los niños en América Latina y el Caribe.

Las niñas tienen más probabilidad de ser involucradas en trabajos domésticos.  Según un informe reciente de Unicef, las niñas de 5 a 14 años gastan 40% más de tiempo o 160 millones de horas más por día en trabajos domésticos no remunerados y en la recolección de agua y leña en relación a las niñas de la misma faja etária.

Los datos muestran que el tiempo empleado en los trabajos domésticos comienza temprano: las niñas de 5 a 9 años gastan 30% más de tiempo o 40 millones más de horas por día, en relación a las niñas de la misma edad.  La niñas de 10 a 14 años gastan 50% más de tiempo o 120 millones de horas más por día.

La Agencia de la ONU alerta que es necesaria una acción urgente para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sustentable (nº 8) que busca erradicar el trabajo forzado y acabar con la esclavitud moderna hasta el año 2030.

La meta es también poner fin a todas las formas de trabajo infantil hasta el año 2025.

Fuente: POM /Radio Vaticano