Quito, Ecuador.- Visiblemente conmovido, el Presidente de la República de Ecuador, Lenín Moreno, dio 12 horas de plazo para que los secuestradores de los tres periodistas de Diario El Comercio den una prueba de vida. "En caso contrario -dijo- iremos con toda la contundencia, sin contemplaciones" para sancionar a estos violadores de todos los derechos humanos. La declaración la hizo a su regreso de Lima, Perú, tras cancelar su participación en la Cumbre de Mandatarios de las Américas y luego de que las autoridades habrían recibido fotografías que darían cuenta de que los comunicadores habrían sido asesinados.

“Basta ya. Indignación, repugnancia, dolor e ira acompañan al corazón de todos los ecuatorianos. Hemos sido siempre un país de paz, de tolerancia, respeto. No podemos permitir que se juegue con ese bien que ha sido nuestro bien más preciado. En virtud de la respetable y querida vida de nuestros queridos compañeros periodistas, hemos sido tolerantes en el extremo y hemos permitido que se detengan operaciones que anteriormente hemos ordenado. Estaba dispuesto a todos los sacrificios por la vida de nuestros ciudadanos, para que regresen con vida, pero no va más”, dijo el mandatario, visiblemente conmovido e indignado.

“No va más,queridos compa­triotas. Doy un plazo de 12 horas a estos narcos para que nos entreguen la prueba de existencia de nuestros queridos compatriotas. Caso contrario, iremos con toda la contundencia, sin contemplaciones, para sancionar a estos violadores de derechos humanos y de todos los principios de la solidaridad. Yo acompaño en el pesar. He venido con los familiares de los queridos periodistas. He sentido como propio el dolor, así como sienten todos los ecuatorianos", agregó.

El presidente de la República contó que ayer tarde recibió una llamada del presidente Juan Manuel Santos, de Colombia. “Le dije que pedíamos, que solicitábamos acciones contundentes por parte de ellos. Ya basta de contemplaciones, le dije. Acciones contundentes. No podemos dejar que ellos pongan sus reglas. Vamos a darles lucha en el campo que han escogido y los vamos a derrotar”.

Según dijo, aún no se ha ordenado incursiones militares en la zona, pero señaló que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le ofreció todo el apoyo para actuar contra los perpetradores del secuestro.

Por la noche el mandatario colombiano expresó, a través de Twitter: “Hablé con el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, y le reiteré que tiene y tendrá todo mi apoyo, el de nuestras Fuerzas Armadas y del pueblo colombiano”.

Mientras tanto en la Plaza Grande, decenas de periodistas y ciudadanos se mantuvieron en vigilia en solidaridad con los familiares del periodista Javier Ortega, del fotógrafo Paúl Rivas y del conductor Efraín Segarra, del equipo periodístico de Diario El Comercio, y exigiendo del gobierno información que ofrezca certezas y que no se mantenga la incertidumbre en torno a la situación de los tres comunicadores secuestrados.

Redacción de SIGNIS ALC, con información de Diario EL COMERCIO