Ginebra, Suiza.- El presidente del Consejo de Derechos Humanos y Relator Especial de las Naciones Unidas, Michel Forst, emitió su informe tras concluir la visita a Honduras,período en el cual sostuvo reuniones con autoridades gubernamentales, y representantes de organizaciones promotoras y defensoras de derechos humanos. El informe que fue divulgado ante la opinión pública fue también entregado al Estado, con el llamado a cumplir las sugerencias que realiza el representante de la ONU.

El informe que será presentado en Ginebra, Suiza,en 2019, estuvo compuesto de varias sugerencias, entre ellas, la preocupación por la vulnerabilidad de los defensores de derechos humanos a ejercer su labor, asimismo la criminalización y desprestigio que existe hacia ellos.

De la misma forma, el informe insta al Estado a fortalecer algunas instituciones, como por ejemplo las fiscalías especiales creadas para proteger y tomar acciones en cuanto a las denuncias de violaciones a derechos humanos en el país.

El documento presentado de forma preliminar sugiere que se fortalezcan las investigaciones sobre denuncias de asesinatos contra líderes comunitarios y periodistas, asimismo solicita que se fortalezca la lucha contra la corrupción y en especial el trabajo que realiza la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

Para el doctor en derechos humanos, Joaquín Mejía, este tipo de eventos son importantes, porque evidencian la situación que vivimos en el país, y muestra el interés de la comunidad internacional sobre lo que sucede en Honduras.

Mejía considera que esto marca un precedente en lo que corresponde a los procesos de denuncias ante la justicia internacional, en varios casos emblemáticos que se dan en el país.

Para emitir el informe, el relator visitó varias regiones del país, por ejemplo llegó al sector Pajuiles en Tela, Atlántida, en el que se instaló un campamento en defensa del ambiente y contra de la instalación de proyectos hidroeléctricos en la zona.

Forst visitó esa región y escuchó a quienes defienden desde hace más de un año el río Mezapa y que debido a ello han sido víctimas de tres desalojos violentos, además de procesos de criminalización de más de 17 personas.

Para el abogado Martín Fernández, coordinador del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, esta visita es muy importante para las comunidades. “Le da a la gente espíritu y se ve que este proceso de lucha no está solo, y en lo que concierne a las comunidades, le da oxígeno y evidencia la crisis que vive ese sector en materia de derechos humanos, y nos han pedido un informe para poder tener una postura pública sobre esto”. 

Además de Atlántida, el relator llegó a la ciudad de El Progreso, en el que se reunió con el director de Radio Progreso y el Equipo de Reflexión y Comunicación (ERIC), de quien recibió tres peticiones particulares:

“Como relator queremos que entienda y se preocupe porque se consolide la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, y esta oficina es necesaria su presencia y sabemos que hay prejuicios de sectores del Estado para que se debilite esta oficina.

La segunda petición, tiene que ver con la estigmatización de las personas que ejercen el derecho de quienes luchan por la libertad de expresión, estigmatizan a la gente y una vez que eso sucede quedamos expuestos a que se nos quiten nuestros derechos y quedemos en una situación vulnerable. La tercera tiene que ver con Radio Progreso, que se presione para saber qué pasó con el sabotaje a la antena de Radio Progreso, el 9 de diciembre en el cerro Canta Gallo de Tegucigalpa”. 

El relator se desplazó hasta el departamento de Colón, allí sostuvo reuniones para conocer la realidad de los defensores y defensoras de la tierra, en una zona conflictiva producto del proceso de militarización que autorizó el gobierno. 

Es en el Bajo Aguán que se han presentado decenas de muertes contra campesinos y campesinas por la falta de reforma agraria. 

“Es importante porque esta crisis que se agudiza en cuanto a defensa de derechos humanos, me parece que la visita es buena porque pone en evidencia el interés de otras naciones en la situación que enfrentamos en el país. Además muestra el papel que juega el Estado de Honduras en esta realidad”, dijo la defensora de derechos Irma Lemus. 

Fuente: Radio Progreso