"Mujeres en Nuestras Misiones" es el título del informe anual 2017 que "Selvas Amazónicas", fue presentado el jueves 26 de abril.  Selvas Amazónicas es una entidad, sin ánimo de lucro, de los Misioneros Dominicos de la Provincia de Hispania y que en los últimos años viene realizando un informe sobre las distintas realidades que se viven en las jurisdicciones dominicas.

El informe 2017 aborda la situación de la mujer, indígena y campesina especialmente, en tres de los lugares de misión de los Misioneros Dominicos: Perú, Paraguay y República Dominicana.

En el acto de presentación, la coordinadora del informe,Hna. Raquel Gil, MDR, ofreció una breve síntesis de los aspectos más destacados de este informe “Mujeres en nuestras misiones”.

La Hna. Raquel hizo un recorrido por los distintos apartados del informe y fue extrayendo algunos de los datos más relevantes. Comenzó destacando la múltiple discriminación que sufren las mujeres en estos lugares: por género, etnia y clase social. Discriminación múltiple que hace en muchos casos casi imposible un desarrollo digno de la vida. Apuntaba la Hna. Raquel como algunas de las consecuencias de esta discriminación en el caso de la mujer rural a las siguientes:

  • El trabajo de la mujer es subestimado y no siempre remunerado.
  • Sus tierras han sido y siguen siendo más pequeñas y de peor calidad.
  • Tienen menos acceso a créditos, asistencia técnica, nueva tecnología y capacitación.
  • El informe profundiza también cómo la situación se complica cuando, si además de ser mujer rural y campesina, se es indígena. Estas mujeres sufren de forma desproporcionada la pobreza, que se traduce en:
  • Pago de salarios insuficientes.
  • Bajos niveles educativos.
  • Apartadas de los procesos de tomas de decisiones.
  • Una menor esperanza de vida.
  • Una elevada mortalidad materno-infantil.
  • Escaso accesos a servicios de saneamiento y agua potable.

Este informe establece la relación existente entre la situación que viven estos pueblos y la explotación de los recursos naturales por parte de las grandes corporaciones; que han expulsado, desplazado, silenciado e incluso asesinado a las voces que reclaman el respeto a sus derechos a la propiedad de la tierra y sus derechos humanos.

A pesar de los datos desoladores que pone el informe sobre la mesa, la Hna. Raquel pudo encontrar también en él una rendija para la esperanza, que no es otra que la cada vez mayor organización y asociación de las mujeres indígenas y campesinas para reclamar sus derechos. Hacía una mención especial a la Declaración de Beijing de Mujeres Indígenas del Mundo, que marcó, en 1995 un hito histórico en la lucha de las mujeres indígenas contra la violencia.

Por su lado, Alexia Gordillo expresó que lo que se busca con estos informes no es sólo dar a conocer las situaciones de injusticias ocurridas en estos lugares; sino, mucho más importante, pretenden cuestionarnos sobre de qué manera la forma en que vivimos en nuestras sociedades desarrolladas repercute en esas situaciones de injusticia. Estos informes quieren no sólo conmovernos ante estas situaciones, sino movilizarnos a realizar cambios en nuestro día a día, en nuestra forma de consumo, en nuestras inversiones, en las causas que apoyamos, con el objetivo de hacer este mundo un lugar más amable para los hermanos y hermanas de otros lugares del planeta.

Fuente: SELVAS AMAZÓNICAS