San Salvador.- El Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, junto al rector de la Universidad Centroamericana Simeón Cañas, UCA, padre Andreu Oliva, acompañados por otros sacerdotes, entre ellos José María Tojeira, actual director del IDHUCA, representantes de organizaciones católicas, Cáritas San Salvador y miembros de comunidades de la zona norte del país, presentaron en la Asamblea Legislativa una propuesta de ley para prohibir en forma definitiva la minería metálica. La iniciativa fue respaldada por representantes de todos los grupos parlamentarios, excepto el de ARENA.

El proyecto de iniciativa eclesial busca garantizar la continuidad de la vida humana, la que estaría seriamente amenazada por los nocivos proyectos mineros, según expresa Monseñor Escobar Alas, pues la minería contaminaría el agua y afectaría mortalmente la salud de la población.

“Nosotros pensamos que es urgente  que se apruebe una ley que prohíba la explotación minera en nuestro país, como lo tienen otros países, por ejemplo Costa Rica, Argentina, entre otros, por el daño que causa la explotación minera, cuánto más en un país pequeño como el nuestro y tan densamente poblado”, explica Monseñor Escobar Alas.

Según agregó, “Todos sabemos que la explotación minera a cielo abierto y usando el cianuro  es sumamente letal, es espantoso el daño que causa en toda esa zona, y en el caso nuestro la zona minera está al norte del país, y por tanto contaminaría los mantos acuíferos del país, y sería un daño fatal para las personas, en primer lugar, pero también para la flora y la fauna”.

En una nota editorial de la Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador, ARPAS, se recuerda que en “Cabañas, Pacific Rim/Oceana Gold, aún en fase de exploración, secó afluentes y generó conflictos sociales que provocaron la muerte de varias personas, entre éstas los ambientalistas Marcelo Rivera, Dora Sorto y Ramiro Rivera, cruelmente asesinados por oponerse a los proyectos mineros.

Ante la negativa gubernamental de otorgar permisos de explotación, la transnacional minera demandó al país en el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre Inversiones). Sin embargo, el referido tribunal falló recientemente a favor del Estado salvadoreño”.

Monseñor Escoba Alas enfatizó que el proyecto de ley busca que se prohíba con contundencia la extracción minera metálica, pues según dijo la minería es una actividad que pone “en peligro la vida de las personas, por el daño que conlleva la contaminación del agua”.

De igual manera, el Rector de la UCA, Andreu Oliva, señaló que la explotación minera podría causar graves consecuencias, porque la minería metálica es altamente contaminante, ya que utiliza químicos mortales para la vida humana, como el arsénico y el cianuro.

Fuente: ARPAS, Radio YSUCA

Foto: La Prensa Gráfica