Tehuacán, México.- El dirigente del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), Omar Esparza, denunció que el proyecto minero que se pretende construir en la región de Tehuacán causará un impacto y repercusión grave en la salud de los habitantes, sobre todo de los municipios de Chapulco, Santiago Miahuatlán, Tehuacán y Nicolás Bravo.  Según se alertó en el Primer Foro Contra los Megaproyectos y la Minería, que se realizó el sábado 10 de marzo, en el Complejo Cultural El Carmen, el uso de cianuro para extraer minerales como oro y plata ocasionará un severo impacto en la población.

En el foro participaron varias organizaciones de Puebla, Morelos, Veracruz, así como de la Ciudad de México, con la finalidad de crear conciencia de los efectos que tienen los trabajos que realiza una minera a cielo abierto.

Omar Esparza indicó que se deben detener los megaproyectos que se pretenden ejecutar en esta zona o los efectos serán un ecocidio y daños al ser humano, porque esos han sido los resultados de llevar a cabo la actividad minera en otros lugares.

Detalló que al dinamitar la tierra para extraer los minerales pesados se registran daños al medioambiente, pues al rociar cianuro en la zona y al estar ubicados en un valle, a toda esta región llegan las particulares contaminantes.

Refirió que en muchas ocasiones la ciudadanía se calla ante este tipo de peligros, porque existe corrupción, compra de permisos, incluso se desconocen quiénes fueron los que dieron los permisos.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, Martín Barrios Hernández, puntualizó que de acuerdo al documento del Panorama Minero de Puebla, realizado por el Servicio Geológico Nacional, señala que se han otorgado cinco concesiones a mineras para la explotación de aluminio, plata y oro en la región de Tehuacán.

Refirió que se tiene conocimiento que la empresa canadiense Linear Gold Corp, por medio de su filial Minera Plata Real, es la que ya inicio trabajos de explotación en los Cerros del Borrego, El Conejo, Barranca de la Cruz del Quiote, Yerbabuena, Tlamaya, entre otros y se puede ver en las afectaciones que ya está causando.

Ambos activistas mencionaron que posterior a este foro se buscará la conformación de un grupo de personas para evitar y frenar que se realicen actividades mineras en la zona, así como lograr ubicar a las autoridades responsables de otorgaron permisos para la extracción de minerales.

Fuente: OCMAL / http://www.elpopular.mx/