Quito, Ecuador.-  Alrededor de unas 140 personas, de 22 países de América Latina y El Caribe se reúnen, del 24 al 27 de noviembre de 2017, en Quito, para reflexionar y analizar la situación del continente desde la Ecología Integral, particularmente sobre las realidades de contaminación y cambio climático; agua, biodiversidad, calidad de vida humana y degradación social, inequidad planetaria, entre otros temas.  En la cita participan diversos actores eclesiales, como obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos, laicas y representantes de pueblos originarios, comprometidos con la defensa y cuidado de la Casa Común.

El evento pretende identificar iniciativas significativas del cuidado de la casa común desde organizaciones eclesiales, así como poner en diálogo los avances en ecoteología cristiana, con la sabiduría de los pueblos originarios, para identificar los rasgos de un nuevo paradigma evangelizador respecto al cuidado de la casa común.

El “Encuentro de Ecología Integral: Discípulos – Misioneros Custodios de la Creación” es coorganizado por el Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM; el Departamento de Justicia y Solidaridad de CELAM, DEJUSOL; Cáritas Latinoamericana, la Red Eclesial Pan-Amazónica, REPAM; la Confederación Latinoamericana de Religiosos, CLAR, y la Red Iglesias y Minería.

La Ecología Integral convoca a asumir la crisis como un problema global. No se trata solamente de un problema de la flora y la fauna. La crisis del cambio climático, los desastres en el medio ambiente, la pobreza, la crisis alimentaria, el consumismo desenfrenado, la urgencia del cambio del actual sistema de producción, todas forman parte de una misma crisis económica, social y política.

El Encuentro se realiza a partir de la propuesta que hace el papa Francisco en su Encíclica “Laudato Sí” sobre el Cuidado de la Casa Común.

En el panel inicial, el arzobispo de Huancayo-Perú y vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), Monseñor Pedro Barreto, afirmó que como cristianos “no debemos olvidar que el llamado del Papa Francisco hacia una Ecología Integral no es otra cosa que un llamado a construir el Reino de Dios entre nosotros”.

Según dijo, en la Encíclica Laudato Si se hace un llamado urgente a una conversión ecológica, que involucra todos los aspectos de la vida de los seres humanos, para convivir de manera armónica con los otros seres y especies del Planeta”.

Se trata, sostiene Monseñor Barreto, de una propuesta difícil para quienes tienen mucho: “cambiar hacia un estilo de vida sobrio, de tal manera de consumir sólo lo necesario, de tal manera que no les falta a quienes no tienen nada”.

Entre las tareas para avanzar hacia ese nuevo estilo de vida “debemos construir una ética ecológica integral. Una moralidad que posibilite que la vida sea también una vida éticamente humana, solidaria, justa, donde la corrupción no sea una de las características básicas de los políticos y líderes de nuestra sociedad”, agregó.

Durante el Encuentro de Ecología Integral se presentará la reciente Exhortación Pastoral elaborada por los obispos latinoamericanos a través del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM.