Cajamarca, Colombia.- El Tribunal Administrativo del Tolima falló a favor de la realización de una consulta popular minera en Cajamarca, luego de que revisó nuevamente la constitucionalidad de la consulta y evaluó el cumplimiento de los requisitos formales y jurídicos para su trámite, incluida la legalidad de la pregunta. En la resolución el Tribunal reformula la pregunta propuesta para evitar que lesione la libertad del votante, pues según consideró en un pronunciamiento emitido a mediados de diciembre de 2016, el interrogante planteado por los proponentes de la consulta “resulta manifiestamente caprichoso y sugestivo”.

La pregunta reformulada por el Tribunal preguntaría ¿Está usted de acuerdo SÍ o NO que en el Municipio de Cajamarca se ejecuten proyectos y actividades mineras?, que reemplazaría a la inicialmente propuesta que decía “¿está usted de acuerdo, Sí o No, con que en el municipio de Cajamarca se ejecuten actividades que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas, o afectación de la vocación tradicional agropecuaria del municipio con motivos de proyectos de naturaleza minera?, que en criterio del Tribunal no era neutral.

El pronunciamiento final del Tribunal se emitió luego de varias trabas, aplazamientos, presiones y retrasos para que 5.500 ciudadanos puedan expresar si están de o no de acuerdo con la minería en su territorio. Así, la consulta popular minera en Cajamarca, que busca desde el año pasado ponerle freno al proyecto de explotación de oro La Colosa, liderado por la firma AgloGold Ashanti, se podría convertir en la primera y más exitosa de orígen ciudadano del país.

A principios del mes de noviembre el Tribunal Administrativo del Tolima ya había avalado la pregunta inicialmente propuesta, sin embargo, el pasado 17 de diciembre el Consejo de Estado declaró que la pregunta de la consulta minera era inconstitucional, pues no era neutral y lesionaría la libertad del votante.

El Tribunal aseguró que “debe seguirse frente a la consulta popular de origen ciudadano, se observa que se han cumplido con todos los requerimientos, lo que hace concluir que a nivel formal dicho mecanismo de participación ha superado las exigencias constitucionales y legales para su realización”.

Ante la luz verde que dio el Tribunal y frente a este proceso que va a paso de tortuga, se necesitará que 5.500 personas vayan a las urnas para decidir sobre el futuro de su territorio. Lo que no sólo podría tocar los 29 millones de onzas de oro que se pretenden extraer en La Colosa para 2020, sino los 25 títulos mineros vigentes y ocho solicitudes pendientes que se encuentran alrededor del 86% del municipio de Cajamarca.

La idea es seguir los pasos de lo que lograron los ciudadanos del municipio de Piedras (Tolima) en el 2013: demostrar, desde las urnas, su descontento frente a las operaciones mineras en su territorio.

Fuente: Observatorio de Conflictos Mineros, OCMAL/ El Espectador