Brasil.- Varias organizaciones sociales, movimientos eclesiales y redes de derechos humanos, ambientalistas y de comunicación, entre las que se cuentan SIGNIS Brasil y SIGNIS ALC, repudiaron el Programa de Revitalización de la Industria Minera en Brasil. En un comunicado que hicieron público la tarde del viernes 28 de julio manifiestan que pretender “revitalizar” la industria minera en Brasil es “una marca antidemocrática del gobierno de Michel Temer”.

El Programa de Revitalización de la Industria Minera, dicen los firmantes, “aumenta aún más la fragilidad de fiscalización del Estado y coloca aún más en riesgo a las poblaciones alrededor de las minas, las comunidades en el entorno de su logística y el medio ambiente”.

Para el Comité Nacional en Defensa de los Territorios Frente a la Minería, “en el anuncio del presidente, celebrado el 25 de julio del presente año, se han olvidado a las poblaciones alrededor de las minas, a las afectadas por la logística de transporte, a las comunidades, a los pueblos tradicionales afectados y al medio ambiente. Ni siquiera fueron citadas en los textos de las MPs. Desgraciadamente, esas enormes cifras ocultan el rastro de destrucción que la expansión minera viene dejando en los territorios. Esta política generó desastres como lo ocurrido en noviembre de 2015 en el distrito de Bento Rodrigues, Mariana (MG), donde 20 personas perdieron sus vidas y más de 600 sus casas.

Hasta hoy los afectados por este desastre, que incluyen más de 20 mil personas en la Cuenca del “Río Doce”, no fueron indemnizados por las empresas y el Gobierno Federal no tomó ninguna providencia para garantizar sus derechos en el anuncio del nuevo Programa”.

Revise aquí el pronunciamiento íntegro (español)

Pronunciamiento en portugués