Buenos Aires, Argentina.- “La concentración infocomunicacional en América Latina (2000-2015): Nuevos medios y tecnologías, menos actores” es el título de la reciente investigación de la comunicación realizada por los catedráticos argentinos Martín Becerra y Guillermo Mastrini.  La publicación de la obra fue posible gracias al compromiso editorial de la Universidad Nacional de Quilmes y el Observatorio de la comunicación, OBSERVACOM.

Esta investigación, sobre la concentración y convergencia de medios en América Latina, "toma como casos de estudio a los países más importantes en población y economía en la región: la Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México. El resultado del estudio es alarmante en términos de democracia porque, aunque hay nuevos actores, más medios, más pantallas, la realidad demuestra que hay menos diversidad y más concentración de la propiedad y la enunciación. El estudio, también, documenta las leyes de medios y las políticas culturales que procuraron establecer límites y promocionar el pluralismo informativo y cultural, y que poco lograron, ya que en América Latina se han impuesto como norma la propiedad privada de los medios", así como "las fuerzas del mercado y el contubernio de la propiedad con el poder político, lo cual ha llevado a que los niveles de concentración de medios en la región sea mayor que en el resto del planeta", apuntan los investigadores.

Según destacan, en "el siglo XXI, la digitalización y los procesos de convergencia contribuyen a profundizar la concentración, lo cual demuestra que más medios, pantallas y tecnologías no crean esa utopía de la diversidad porque lo que importa es quién es el propietario, cuáles son sus intereses y cómo se convierten en dominantes en la enunciación pública. Ahora el panorama es más opresivo porque la digitalización ha fomentado el surgimiento de nuevos productores globales monopólicos como Facebook y Google que amenazan la tradicional fortaleza económica de los grupos concentrados latinoamericanos. Y este proceso de convergencia entre telecomunicaciones y medios de comunicación obliga a pensar en la necesidad de revisar las viejas regulaciones por su obsolescencia en relación con cómo evolucionan las industrias que son objeto de regulación", agregan en la presentación del libro.

"Este estudio hace presentes los impactos nocivos de la concentración sobre la democracia, tales como la reducción de las fuentes informativas, el empobrecimiento de perspectivas en deliberación en el espacio público, la homogeneización de los géneros y formatos de entretenimiento, el predominio de estilos y temáticas, la centralización geográfica de las producciones, la precarización del empleo y el debilitamiento de la calidad informativa. Ante este fenómeno, los estados han manifestado escasa capacidad para incidir en los mercados culturales".

En la presentación del loibro, realizada por el colombiano Omar Rincón, se señala que "Conocer acerca de la concentración con datos concretos es urgente. Y este estudio nos trae datos comparativos de los últimos 15 años en América Latina, ya que los autores publicaron, en 2006 y 2009, análisis que ya demostraban el alto grado de concentración de la propiedad de los medios en América Latina. Esto nos lleva a comprender cómo y en qué se da la concentración. Lo urgente, y que espero produzca este informe, es que este tema baje a la ciudadanía y gane conciencia pública sobre la democracia que nos habita.

Y es que el tema es la “democratización”, que no consiste solo en el acceso a medios, sino en los modos como se concentra la enunciación y disminuyen la pluralidad y diversidad de voces".

El libro está disponible para descarga gratuita.