Ciudad de México.-El sacerdote católico Sergio Omar Sotelo Aguilar, religioso de la Sociedad de San Pablo y director del Centro Católico Multimedial (CCM) de México, recibió el Premio Nacional de Periodismo, en la categoría de Derechos Humanos, por la investigación “Tragedia y Crisol del Sacerdocio en México”.  El trabajo periodístico que fue publicado en diciembre pasado aborda el tema de la libertad de culto en México, que está siendo diezmada, socavada y amenazada por la delincuencia organizada según el reporte anual del Centro Católico Multimedial. 

El XLVI premio promovido por el Club de Periodistas de México busca alentar y difundir los trabajos de quienes se preocupan por defender los derechos humanos desde la comunicación. El premio reconoce las diversas categorías presentadas en el año 2016 y reúne a profesionales de la comunicación, empresarios y dueños de medios.

Por octavo año consecutivo, México encabeza la lista como país más peligroso para ejercer el sacerdocio. En las duras cifras de este reporte, se afirma que en los últimos 26 años se han perpetrado 61 atentados contra miembros de la Iglesia católica de los cuales 57 fueron crímenes arteros.

En “Tragedia y Crisol del sacerdocio en México” se señala que en los últimos tres años se han confirmado 15 homicidios y la tendencia indica que el porcentaje, respecto al mismo período de la administración 2006-2012, ascenderá. Por este valeroso trabajo, por su denuncia que verifica el alto riesgo en el que viven los sacerdotes, presbíteros, capellanes y voluntarios religiosos es que el jurado calificador encontró méritos suficientes para reconocerlo como investigación seria”.

El director del Centro Católico Multimedial, acompañado de su padre, don Manuel Sotelo y su señora madre, doña Rosy Aguilar, así como del padre Gilberto Bedolla, Superior de la Sede Provincial de la Sociedad de San Pablo en México, se mostraron complacidos por la la entrega del Premio Nacional al padre Sotelo . El comunicador paulino comparte algunas reflexiones del apostolado del CCM y el significado del reporte anual que se ha convertido en un referente indiscutible de uno de los temas que más lastiman a México y a la Iglesia: la desafortunada neopersecución contra el sacerdocio.

Según explicó,  El premio "es un gran aliciente. Nos impulsa y anima a seguir adelante con mayor fuerza y compromiso por difundir la Verdad de Jesucristo a los hombres de hoy a través de los medios de hoy. Este reconocimiento no es mérito mío exclusivamente. El CCM está compuesto de mucha gente que ha creído en el proyecto. Por todo ello, este Premio ahora es una gran responsabilidad e implica un gran compromiso con el mundo", dijo.

El Premio se otorga a raíz de la labor periodística y de investigación que el CCM ha hecho en seguimiento a las agresiones contra ministros de culto. No llega en buen momento cuando se sabe de dos sacerdotes más víctimas del crimen en los últimos días, los padres Felipe Altamirano Carrillo de la Prelatura del Nayar y Óscar López Navarro de la diócesis de Tampico, liberado por sus plagiarios afortunadamente.

"El contexto en el que se da este Premio es muy duro. Cuando empezamos con esta investigación, no faltó quién dudara de nosotros. Hubo descalificaciones e incluso amenazas, pero nos da más credibilidad y eso es lo que queríamos. Nuestra misión es dar conocer que algo está pasando en contra de los ministros de culto, son perseguidos y asesinados. Hoy esa voz se ha alzado con fuerza y esperamos sea escuchada para evitar más pérdidas humanas no sólo de sacerdotes, de cualquier mexicano", dijo el padre Sotelo.

Redacción SIGNIS ALC