Ciudad de Panamá.- Con una serie   talleres sobre "Comunicación y valores", dirigido por el educomunicador chileno Alejandro Caro; "Comunicación, Ciudadanía y Democracia", por el docente universitario peruano Fernando Ruiz,  y “La espiritualidad en la imagen”, coordinado por el crítico de cine Jorge Villa, de Cuba, continuó el Encuentro Latinoamericano y Caribeño de SIGNIS ALC Joven, que se realiza en la ciudad de Panamá, desde el martes 15 de mayo.

En el taller dirigido por el experto peruano Fernando Ruiz Vallejos, los jóvenes comunicadores reflexionaron sobre las condiciones que se requieren para que una sociedad viva en Democracia. La jornada de trabajo comenzó aclarando algunos conceptos y definiciones sobre lo que se entiende por democracia, que es, según dijo, una “doctrina política y una forma de vida en sociedad, y su principal función es el respeto por los derechos humanos, consagrados por la ONU, la protección de las libertades civiles, derechos individuales, y la igualdad de oportunidades en la participación en la vida política, económica y cultural de la sociedad”.

De igual modo, señaló que la ciudadanía comprende el conjunto de personas que son titulares de los derechos humanos que deben ser garantizados por los estados.

“La dignidad del ser humano se fundamenta en que es persona. Es decir es uno, único, original, irrepetible e insustituible. Esto significa que es un valor intrínseco, no dependiente de factores externos. Algo es digno cuando es valioso de por sí y no solo ni principalmente por su utilidad”, explicó.

Así también estableció las diferencias que deben advertirse entre una persona y un individuo.  Para Fernando Ruiz, el individuo se define como un “ser cerrado, clausurado en sí mismo”, mientras que la “persona es esencialmente el ser abierto”.

Al referirse a uno de los graves problemas de las sociedades, la corrupción, señaló que se trata de “un grave trastorno anímico que consiste en la desintegración ética y moral, personal, grupal y social, con la consecuente perversión del pensamiento, la afectividad y la conducta. Es alimentada por el egoísmo, el individualismo, la codicia, mezquindad, insensatez y el cinismo sin consciencia del daño que se ocasiona al prójimo ni de las secuelas que se causan a la sociedad o a la nación”.

Luego realizó un abordaje de la comunicación como proceso de producción social y señaló que la comunicación dependerá de las acciones que se realicen, tanto como del lenguaje que se utilice y el contenido de las acciones.

Así también consideró que la comunicación llega a su máxima expresión cuando en equipo se trazan metas, tiene líderes y establece roles para contribuir a superar los problemas que existen en la sociedad.

Presentación de proyectos

La siguiente actividad en la que trabajaron los jóvenes es en la presentación de los proyectos por países y la elaboración de pauta de evaluación del proceso e impacto de las propuestas en la sociedad.