Ciudad de México.- La Corporación no gubernamental ARTICULO 19 presentó el mapa de la libertad de expresión y el derecho a la información, una compilación de la documentación y registros levantados y sistematizados, con el respaldo de encuestas y solicitudes de información asociados al estado general de este derecho humano en México.  El estudio 2016 documenta estadísticamente los casos de agresiones contra la prensa, acoso y hostigamientos; amenazas, asesinatos, así como el número agesiones directas a los medios de comunicación.

Según el informe, se han registrado 43 casos de acosos y hostigamientos, 76 amenazas, 11 asesinatos y 28 ataques a Medio de Comunicación.

De igual manera se señala 80 casos de ataque físico o material, 79 casos de intimidación, 2 de desplazamiento forzado; 11 de intervención de comunicaciones, 11 de intrusión no autorizada, 58 de privación de la libertad, 27 de violencia institucional, para un total de 426 casos de agresiones y violaciones a los derechos humanos.

El estudio de ARTICLE 19 se respalda con una metodología de documentación de agresiones a periodistas compuesta por el Protocolo para el registro, documentación y seguimiento de agresiones a periodistas y las pautas y principios para documentar con perspectiva de género las agresiones contra quienes ejercen la libertad de expresión.

En México, los periodistas son un grupo en situación de particular vulnerabilidad, en relación a estas violaciones. La desaparición de personas que ejercen la libertad de expresión en México es alarmante, en lo que concierne a las características de los casos que, en su mayoría, podrían calificarse como desapariciones forzadas.

“México es el país donde más periodistas desaparecidos hay en el mundo. Es un fenómeno que sólo sucede en nuestro país. La desaparición implica un crimen continuo y una señal de desaliento para obtener justicia”, señala Darío Ramírez, director de ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica.

El trabajo de los periodistas es vital para el ejercicio de la democracia. En consecuencia, las desapariciones de periodistas representan para la prensa una represalia a su labor, que concluye con la autocensura. Con la omisión del Estado, la impunidad es un mensaje de aliento a la corrupción y la repetición de estas agresiones. Y aún más trascendente, perjudican seriamente a la sociedad, ya que niega su derecho a la información, de claro interés público, y a la libre difusión de ideas.

Para revisar el mapa ingrese al sitio de Articulo 19