Desde tempranas horas de este jueves primero de septiembre, miltantes de la Mesa de la Unidad Democrática y simpatizantes del Partido Socialista Unido de Venezuela se movilizaron de forma multitudinaria en diferentes puntos de concentración convocados por ambas coaliciones políticas. Según las estimaciones, la marcha de la MUD habría movilizado cerca de un millón de personas, procedentes de diferentes ciudades del país.

La movilización de la MUD exige al Consejo Nacional Electoral la fecha para recolectar el 20% de las firmas y activar el referendo revocatorio, mientras que simpatizantes del PSUV salieron en apoyo a la gestión del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Los dirigentes de la Mesa de la Unidad anunciaron que continuarán los actos de protesta en los próximos días, mientras para esta noche se convocó a la participación de un cacerolazo nacional en las afueras de las sedes del CNE de cada capital del país, que se mantendría por 6 horas; y para el próximo 14 septiembre se anuncia una nueva manifestación en las diversas ciudades del país.

Iglesia católica hace llamado al diálogo

Por su lado, el Secretario General de la Conferencia Episcopal Venezolana, Monseñor Victor Hugo Basabe,  dijo que la iglesia busca propiciar la cultura de encuentro y de la paz.

En un comunicado emitido por la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana se hizo un llamado a quienes están al frente del estado y los organismos de seguridad a asumir una actitud de respeto ante el derecho constitucional de la protesta pacífica, a expresar ideas con libertad y a poder circular libremente por el país, dijo Monseñor.

Según explicó, la Iglesia exhortó también a los organismos políticos a buscar salidas a la situación actual de Venezuela, así como al Consejo Nacional Electoral solicitó que acelere el proceso del revocatorio. De igual manera invitó a los fieles laicos a asumir el compromiso que les corresponde en este momento y a trabajar entre todos en propiciar la cultura del encuentro y la cultura de la paz.

El Secretario General de la Conferencia Episcopal Venezolana indicó que en el país se ha perdido el camino del diálogo como el único que puede resolver conflictos porque se han impuesto discursos de confrontación.

La iglesia está invitando a que la jornada de este primero de septiembre sea para la paz, tolerancia y de encuentro. Dijo que no se trata de descubrir quién es el próximo, sino de hacernos hermanos del otro y saber descubrir la bondad de todos.

Victor Hugo Basabe expresó que en el comunicado llaman a los fieles laicos a quienes corresponde actuar directamente en el mundo de la política y la actividad político partidista. Aseguró que la iglesia tiene mucho que ver con la política porque buscar promover el bien común y es un espacio que tienen para promover la paz.

Redacción: SIGNIS ALC, con información de IRFA