Brasil.- En una entrevista realizada por Antonio Manzo, publicada en el periódico y Il Mattino, y reproducida por la revista digital IHU, el padre Federico Lombardi, quien fuera hasta hace poco tiempo el Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede y vocero vaticano comentó que el fallecido líder cubano, Fidel Castro, guardaba un gran respeto y reconocimiento del “papel moral” al papa Francisco. Según recordó, le llamaba la atención la voluntad de oír la sabiduría del papa, “en el contexto difícil del mundo de hoy”.

No obstante, al ser preguntado sobre la relación de Castro con la fe, respondió que no se “siente apto para responder una pregunta que sobre aquello que hay en lo más inexplorable del alma humana y es conocido solo a los ojos de Dios”.

El padre Federico Lombardi fue testigo de los encuentros de Fidel Castro con tres papas. Como director de Radio Vaticana y, después como director de la Sala de Prensa vaticana, fue testigo directo de los encuentros entre el Papa Benedicto XVI y el Papa Francisco.

La noticia de la muerte de Fidel Castro llegó hasta él justamente el día de la entrega del Premio Ratzinger 2016 (el ex-director de la Sala de Prensa es el presidente de la Fundación Benedicto XVI). Con los dos vencedores, Mons. Inos Biffi y Ioannis Kourempeles, el padre Lombardi recordó y saludó al papa emérito que vive en el Monasterio Mater Ecclesiae.

La entrevista.

Como fue el diálogo entre Fidel Castro y el Papa Benedicto XVI?

Fue un coloquio largo que duró una hora de conversación. Castro hizo preguntas sobre el destino de la humanidad, sobre el ambiente y la paz, y el papa respondió con su claridad y gran lucidez. Benedicto XVI pidió y obtuvo que el Viernes Santo pudiera ser reconocido como feriado.

Pero,  por detrás de esa visita de 2012, ya había un largo trabajo diplomático de Juan Pablo II.

La relación entre los papas y Cuba, entre los papas del fin del siglo XX y Fidel Castro, marcó un largo camino de reapertura de las relaciones, y cada uno de esos encuentros tuvo un papel muy relevante en ese itinerario. Castro se encontró dos veces con Juan Pablo II. La primera vez fue en noviembre de 1996, cuando Fidel Castro fue a Roma con ocasión del Encuentro Mundial sobre la Alimentación, promovido por la FAO. En aquella ocasión, él fue al Vaticano, fue una conversación que abrió el diálogo entre Fidel el papa, que proclamaba al mundo aquel “no tengan miedo, abran las puertas a Cristo” como principal mensaje de su pontificado.

Después, el Papa Juan Pablo II fue Cuba.

Sí. En aquel viaje de 21 de enero de 1998, que continúa siendo absolutamente histórico, por ser la primera de un papa en aquella isla, yo no estaba presente. Para más allá de las palabras y de los encuentros que él tuvo con Castro, permanecen aquellas miradas cuando el comandante acogió al pontífice recién - desembarcado del avión en Habana. Cada uno miró a su propio reloj, como si quisiese certificar de aquel instante que se transformaba en historia.

En qué encuentros estuvo presente?

Estuve presente en los dos viajes sucesivos de los papas, el de Benedicto XVI en septiembre de 2012 y el de Francisco, cuando hubo el encuentro con Fidel, aunque no fuese más el jefe de gobierno del país. Recuerdo que la conversación más reciente del último viaje del Papa Francisco ocurrió en la residencia de Castro, en cuanto, al anterior, Fidel aún estaba en condiciones físicas para ir a la nunciatura apostólica para encontrarse con el Papa Benedicto XVI.

Cuéntenos sobre el encuentro del Papa Francisco con Fidel Castro.

El encuentro era previsible, aunque no estuviese en el programa oficial: era preciso ver cuándo y cómo él podría realizarse, pero todos sabían que había un deseo muy fuerte del Comandante Fidel de ver al papa. Fidel pidió al Papa Benedicto que le envíe libros que pudiesen ser útiles para su estudio y su reflexión. El Papa Francisco realizó ese deseo, y le llevó libros levando libros de presente a Fidel Castro, conociendo justamente de aquel pedido anterior.

Qué libros le dio el Papa Francisco a Castro?

El papa encontró al ex-presidente cubano en la residencia del anciano líder. También estaban presentes la esposa de Fidel y otros familiares. El papa dio a Castro algunos libros del P. Alessandro Pronzato sobre el humor y la fe, una copia de la encíclica Laudato si’ y de la exhortación apostólica Evangelii gaudium. A los libros, el Papa Francisco quiso agregar algunos CDs con reflexiones del padre jesuita Armando Llorente, que falleció en 2010, ex-profesor de Fidel.

Con qué presentes Fidel retribuyó?

Con una copia del libro “Fidel y la religión”, escrito en 1997 por el teólogo brasileiro Frei Betto. Castro escribió una dedicatoria: “Para el Papa Francisco, con ocasión de su visita a Cuba con la admiración y el respeto del pueblo cubano”.

Qué más hablaron el papa y Fidel?

Todos imaginábamos que Castro gustaría de hacer un largo al papa. En realidad, fue exactamente lo contrario. El hizo grandes preguntas al papa, muy profundas, sobre el destino de la humanidad, sobre la fe y sobre la Iglesia. Las preguntas de Fidel eran fruto de una fase de su vida marcada por una reflexión muy amplia sobre la condición de la humanidad. Y él escuchó muy atentamente la reflexión de una gran autoridad moral del mundo de hoy, como el papa de la Iglesia Católica.

Redacción en español SIGNIS ALC