Los pescadores de la laguna de la hidroeléctrica El Caracol denuncian que la empresa minera Media Luna en la región de Nuevo Balsas, México, contamina el agua con cianuro, la consecuencia de esto, es la pérdida diaria de toneladas de mojarras, que no pueden ser pescadas para su comercialización. Esta contaminación se registra desde 2008, cuando la hidroeléctrica se asentó en sus territorios. El cianuro afecta la supervivencia de las tres especies de mojarra de la laguna y también amenaza a la salud de la población.
Uno de los 400 pescadores afectados, Pablo Mena, comenta que la minera ocasiona problemas graves en las regiones de la zona extractora que corresponde a cuatro comunidades. Los artesanos dejaron de pescar y por ende ya no tienen una fuente de trabajo.
Señalan que antes de la entrada de esta empresa hidroeléctrica los pescadores obtenían cada semana hasta 12 mil pesos de la venta de mojarras, ahora sus ventas están de 2 a 3 mil pesos semanales.
"La empresa cree que estamos sacando provecho de ella, pero no es así, no sacamos provecho de nadie, sólo estamos exigiendo nuestros derechos como ciudadanos y como afectados directos", expresó.
Los pescadores comentan que la contaminación que el cianuro que se utiliza para la separación del oro, corre por barrancas y se filtra en el subsuelo, hasta llegar al agua de la laguna.

Fuente: OCMAL