El 11 de agosto la Iglesia celebra la festividad de Santa Clara de Asís. Con esta ocasión, SIGNIS ALC presenta un saludo especial a todos los compañeros y compañeras que trabajan en la televisión y hace votos para nuestro Dios de la vida y de la comunicación, junto a Santa Clara, bendigan siempre el trabajo y misión que cumplen para la construcción de una sociedad más justa y fraterna.

Santa Clara nació en Asís, Italia, en el año de 1193, y lo interesante es que su nombre viene de una inspiración que recibió su madre, quien habría de tener una hija que iluminaría al mundo.

El 18 de marzo de 1212 la joven Clara Favarone, dotada de gran belleza, perteneciente a la familia del opulento conde de Sasso Rosso. Enfrentando la oposición de su familia, que pretendía acomodarla un matrimonio ventajoso a los 18 años, Clara abandó su hogar para seguir a Jesús más radicalmente.

Se destacó por su actitud caritativa y de respeto para con los pequeños, tanto que se identificó con la pobreza evangélica vivida por Francisco de Asís, por lo cual fue a su encuentro a la Porciúncula y decidió seguirlo. Cambia su ropa de terciopelo y brocado por el hábito que recibe de las manos de Francisco de Asís; corta sus hermosas trenzas rubias y cubre su cabeza con un velo negro. Fundó la comunidad femenina de la Orden Franciscana, también conocida como de las Damas Pobres o Clarisas. Vivió la práctica y el amor de la más estricta pobreza.

Su primer milagro fue en vida, demostrando su gran fe. Cuéntase que una de las hermanas de su congregación había salido para pedir limosnas para los pobres que llegaban al monasterio. Como no consiguió casi nada, volvió desanimada y fue consolada por Santa Clara que le dijo: “Confia en Dios !” Cuando la santa se apartó, la otra hermana fue a coger la colecta alcanzada y no pudo levantarlo porque todo se había multiplicado. En otra ocasión, cuando Assis fue invadida por los sarracenos, Santa Clara abrazó el cáliz con las hostias consagradas y se enfrentó a los jefes de ellos diciendo que Jesús Cristo era más fuerte que ellos. Los agresores, tomados de repente por un inexplicable pánico, huyeron. Por este milagro es que Santa Clara asegura el cáliz en la mano.

En la nochebuena de 1252, Santa Clara, imposibilitada de participar de forma presencial, asistió espiritualmente a la Celebración de la Eucaristía que los franciscanos celebraban a varios kilómetros de distancia, sin necesidad de salir de su lecho. Tuvo una visión en la pared de su cuarto en donde se presentaba la liturgia tal cual se dio en aquella noche. Por esta razón es aclamada como protectora de la televisión.

Falleció el 11 de agosto de 1253. Fue canonizada dos años más tarde por el papa Alejandro IV.

A través de una Carta apostólica, de 21 de agosto de 1958, Santa Clara fue proclamada Patrona de la Televisión por el Papa Pío XII.