Guatemala.- La Asamblea del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), que tuvo lugar en Guatemala, expresó su apoyo y preocupación por los migrantes en los Estados Unidos. La Asamblea Anual, que reunió a alrededor de 64 Obispos de Centroamérica, manifestó su solidaridad con los pueblos centroamericanos afectados por el paso del huracán Otto.

"Los centroamericanos que dejan nuestros países ocupan un lugar especial en el corazón de estos pastores y en el corazón de la iglesia. Son hermanos que salen expulsados por la violencia y la pobreza", dijo el presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta en un mensaje al concluir la Eucaristía.

"Como Iglesia, nos hemos preocupado para apoyarlos materialmente a través de las instituciones eclesiales de caridad, acompañado de los esfuerzos de los gobiernos", dijo Ulloa.

El evento de la jerarquía católica centroamericana coincide con el llamado que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala hizo a los 15 cónsules de este país en Estados Unidos para analizar medidas a implementar frente al cambio de Gobierno en ese país, en enero.

Tanto el titular de Relaciones Exteriores guatemalteco, Carlos Morales, como los 15 cónsules y viceministros de la cartera asistieron al oficio religioso para unir oraciones a favor de la población migrante centroamericana en Estados Unidos.

Morales también hizo uso de la palabra al concluir la ceremonia religiosa y manifestó el propósito de los gobiernos centroamericanos, conjuntamente con el de México, para accionar a favor de los migrantes.

Horas antes, Morales asistió a la reunión de los obispos, en un centro religioso de la capital, para darles a conocer, junto a sus viceministros, las acciones que se piensa implementar para apoyar a los migrantes, especialmente guatemaltecos, salvadoreños, hondureños y mexicanos, según acordaron a inicios de semana los jefes de la diplomacia de los cuatro países durante una reunión que también se cumplió en Guatemala.

Durante la homilía, los obispos de Centroamérica rogaron por las víctimas centroamericanas del huracán Otto.

"El paso del huracán Otto nos ha llevado a orar por las poblaciones afectadas y nos ha hecho preguntarnos si los efectos no se abrían podido mitigar", dijo monseñor Ulloa.
Morales expresó su preocupación y pena por los fenómenos naturales que afectaron este jueves a la región, en referencia al huracán Otto y al terremoto en El Salvador y que fue sensible en varios países de Centroamérica.

"Lamentamos muchísimo el huracán, además del terremoto que afectó Centroamérica que es una región muy vulnerable al impacto del cambio climático; somos de las regiones más propensas y vulnerables, nuestra solidaridad apoyo en los gobiernos y pueblos de Centroamérica", expresó.
Fuente: Cerigua