Ciudad del Vaticano.- A través de un tweet que compartió el martes 6 de febrero, en el marco de la celebración del 15° Día Internacional del Internet Seguro (15º Safer Internet Day), el Papa Francisco hizo un llamado a realizar todos los esfuerzos para proteger a los menores en el mundo digital.  «Todos estamos llamados a esforzarnos para proteger a los menores en el mundo digital» publicó el papa en su cuenta @Pontifex.

La 15ª Jornada para un internet más seguro “Safer Internet Day” es una celebración promovida por la Unión Europea. También el año pasado, en la misma ocasión, el Papa lanzó un llamamiento con un tweet para garantizar que también para los niños, Internet sea un lugar seguro y rico de humanidad, una red que no aprisione sino que ayuda a crecer. 

Cada día, 175 mil niños se conectan por primera vez

Una necesidad, la mencionada por el Papa en su tweet, cada vez más urgente, dado que según los datos de Unicef, “cada día más de 175 mil niños se conectan a Internet por primera vez” y, en el mundo, “un usuario de cada tres es un niño”.  El comunicado revela que son miles los niños que cada día se conectan a internet primera vez, exponiéndose de este modo a un mar de peligros que estamos apenas empezando a reconocer y aun no a afrontar. El comunicado de la agencia de la ONU para la protección de la infancia señala asimismo que aunque si bien los gobiernos y el sector privado han realizado progresos en la definición de políticas y enfoques para eliminar los peligros online más graves, es necesario un mayor compromiso para comprender y proteger plenamente a los niños en la red.

Aliarse para una web segura

Precisamente sobre la protección de los menores  en línea, Francisco había pronunciado un discurso vibrante el 6 de octubre pasado, dirigiéndose a los participantes en el Congreso Internacional “Dignidad del menor en el mundo digital”, organizado por la Pontificia Universidad Gregoriana. En esa ocasión, el Papa planteó la exhortación dirigida a todos los miembros de la sociedad, a “despertar la conciencia sobre la gravedad de los problemas, de hacer leyes apropiadas, de controlar el desarrollo de la tecnología, de identificar a las víctimas y perseguir a los culpables de crímenes, de ayudar en su rehabilitación a los menores afectados”.  Y también “de colaborar con los educadores y las familias para que cumplan con su misión, de educar con creatividad a los jóvenes para que usen adecuadamente Internet”, y todo esto venciendo la tentación de no querer mirar “el lado oscuro” de la web, y de subestimar los daños que ciertas realidades del digital pueden acarrear a los menores.  

Internet es una red de personas, un lugar de humanidad

Ya en su primer Mensaje para la Jornada de las Comunicaciones Sociales, en 2014, Papa Francisco había escrito, por otra parte, su visión sobre cómo Internet puede ser un lugar de humanidad y de relaciones auténticas. “Necesitamos amar y ser amados. Necesitamos ternura”, escribía el Papa en esa ocasión. “El mundo de los medios de comunicación no puede ser ajeno de la preocupación por la humanidad, sino que está llamado a expresar también ternura. La red digital puede ser un lugar rico en humanidad: no una red de cables, sino de personas humanas”. (Alessandro Gisotti.)

Fuente: Vatican News