Cochabamba, Bolivia.- Alrededor de cien delegados de Chile, Bolivia, Perú, Uruguay y Colombia, entre otros, participarán en el  inicio del segundo Encuentro “Estrella del Sur”, que se llevará a cabo en Cochabamba, del 22 al 26 de enero de 2017.  La jornada es organizada por los grupos de Amerindia Bolivia y Chile. Entre tanto, el equipo anfitrión, en Cochabamba, definió los últimos detalles para que los espacios de integración intergeneracional e intercultural, posibiliten la apropiación de saberes heredados de los pueblos originarios, a fin de “gestar una ecología integral en la vida cotidiana de los pueblos”.

Tania Ávila, coordinadora de Amerindia Cochabamba, quien hace parte de la organización del segundo Encuentro “Estrella del Sur”, explicó detalles de lo que será este encuentro de jóvenes. Según comentó, este encuentro Estrella del Sur "nace de un sueño de Sergio Torres, quien ha inspirado a los grupos de Amerindia en Chile y en Bolivia en la construcción de este espacio de encuentro ‘desde abajo’, donde los jóvenes sean protagonistas y puedan experimentar que somos seres humanos interdependientes".

Nos han enseñado una historia sobre la disputa del mar que tenemos entre Argentina, Perú, Bolivia y Chile, donde el agua se convierte en un motivo de conflicto. Sin embargo, el agua no tiene dueño y, al mismo tiempo, todos dependemos de ella. Por eso aspiramos a que estos jóvenes vayan construyendo vínculos que a futuro podrían transformar la sociedad, como dice Sergio. En algún momento estos jóvenes podrían ser los líderes que tomarán decisiones no solamente desde lo que dice una historia, sino desde las historias que han compartido en su juventud.

Al referirse al impacto que ha tenido en los jóvenes bolivianos el primer encuentro realizado en Chile el año pasado, Tania señala que "Estrella del Sur” ha sido una experiencia interesante y desafiante para los jóvenes bolivianos. Nosotros no tenemos mar, y cuando los jóvenes bolivianos visitaron el mar en Chile se produjo un momento de “silencio sagrado” que ha permitido que los jóvenes chilenos valoren sus raíces, su contacto con el agua, y que los jóvenes bolivianos contemplen el agua como parte de su vida. Creo que estas experiencias simbólicas están abriendo espacios y oportunidades que nos desafían a construir una nueva historia".

Al ser consultada sobre las novedades que ofrecerá este Segundo Encuentro en Cochabamba dice que lo que quiere es  "que sea un encuentro donde reflexionemos desde las sabidurías de los pueblos indígenas, pero en diálogo con el sistema globalizado. Sabemos que no podemos dividir estas dos realidades porque conviven juntas, y es mejor trabajarlas en conjunto y desde ahí generar una nueva dinámica ecológica integral.

Esperamos que sea un tiempo de kairós donde los jóvenes puedan compartir desde sus propios lenguajes y realidades, con una metodología que nos ayude a crear diálogos diferentes y aprendizajes lúdicos, festivos y profundos, que marque las vidas de los propios jóvenes.

Fuente: Amerindia