En Vivo
 
 

Libertad de expresión

                                                                 Director de Radio Progreso recibe amenazas

Director de Radio Progreso recibe amenazas

Tegucigalpa, Honduras.- La Conferencia de Provinciales Jesuitas en América Latina denunció a la comunidad internacional sobre las amenazas a través de las redes sociales que está recibiendo el sacerdote jesuita Ismael Moreno Coto  (Padre    Melo), Director de Radio Progreso, a quien acusan, junto a otros defensores de la democracia en Honduras, de ser parte de lo que denominan "Eje del Mal en la Perla del Ulúa". Según un comunicado remitido a la redacción de SIGNIS ALC, y que está suscrito por el P. Roberto Jaramillo Bernal, Presidente de la Conferencia de Provinciales Jesuitas, las acusaciones que se hacen al Padre Ismael Moreno Coto y otros siete líderes regionales son "todas acusaciones mentirosas y falsas que intentan desvirtuar el trabajo de organización popular y resistencia pacífica y democrática que estas personas, junto con el pueblo hondureño, están realizado en momentos en que el voto popular ha sido irrespetado por el dictador Juan Orlando Hernández y sus secuaces". "Se trata de un intento de crear terror entre la población como estrategia para desmovilizar al pueblo; una estrategia que termina volviéndose contra aquellos que la    producen y deslegitimando -aún más- sus pretensiones de dominación. Escudarse en el anonimato para calumniar a cualquier persona es el acto más cobarde y condenable que un ser humano puede cometer.  Insitar al odio y la division en una sociedad polarizada como Honduras es ya un acto criminal", agrega el comunicado.  Para el presidente de la CPAL. las "acusaciones que se hacen pretenden banalizar la lucha de estas personas e incitar y justificar agresiones contra ellos, disfrazándolas de crímenes con los que no tienen nada que ver". "Estamos indignados por la manera como se quiere callar la voz del pueblo hondureño. Ni el Padre Melo ni ninguno de los otros señalados son personas violentas, ni tienen vínculos con el narcotráfico, ni han cometido crimen alguno por el cual deban ser perseguidos. Rechazamos todos los métodos intimidatorios que está usando el gobierno del Señor Juan Orlando Hernández contra personas e instituciones de oposición", dice parte del comunicado, al tiempo de expresar la "mayor solidaridad y respeto por el trabajo que están realizando el Padre Melo y los compañeros y compañeras que han sido falsa y calumniosamente acusados". La denuncia íntegra del presidente de los Provinciales Jesuitas de América Latina puede revisarse aquí.
Preocupante incremento de agresiones a periodistas en Colombia

Preocupante incremento de agresiones a periodistas en Colombia

Bogotá, Colombia.- En su reporte de fin de año, la Fundación para la Libertad de Prensa -FLIP- reveló un preocupante incremento de las amenazas e inseguridad que enfrenta el periodismo colombiano.  Según el último informe, a pocos días de que termine el 2017, la FLIP ha registrado al menos 300 ataques a periodistas, mientras en 2016 la cifra de agresiones fue de 216 y en 2015 se registraron 147 agresiones contra la libertad de prensa. La FLIP señala que el aumento en amenazas es alarmante, pues en 2016 fueron amenazados 89 periodistas, y a diciembre de 2017 la cifra supera los 130, lo cual representa un aumento del 32 % en un año. Las agresiones contra la prensa cometidas por funcionarios públicos y políticos también han aumentado. En lo corrido del año se han documentado 70 de estos ataques. Esto es el 25% de la totalidad de agresiones documentadas por la FLIP. La agresión más frecuente de funcionarios es la estigmatización. Este año van 24 casos. Estos hechos convierten a los servidores públicos en uno de los mayores agresores de la libertad de expresión en Colombia por encima de los grupos armados ilegales. Esta situación, a decir de la FLIP, genera preocupación por el clima adverso para la libertad de expresión que se está consolidando, particularmente en momentos en que el país tendrá elecciones presidenciales y parlamentarias el próximo año. En el periodo electoral que se aproxima es crucial garantizar que la deliberación pública transcurra sin restricciones ni presiones para un voto informado. La FLIP considera que este debate electoral podría verse contaminado por un ambiente de agresiones contra los medios y estigmatizaciones difundidas masivamente a través de internet.   De manera creciente, funcionarios y políticos y otros líderes públicos, están encontrando réditos políticos en estigmatizar y señalar de manera violenta a quienes opinan e informan a través de medios de comunicación. Esta actitud es una característica trazable en todas las tendencias ideológicas que participan de la contienda electoral y pone en riesgo a periodistas en todas las regiones de Colombia. Frente a esta situación, la FLIP hizo un llamado a los partidos políticos y a los candidatos a cargos de elección popular a que se abstengan de hacer señalamientos estigmatizantes contra los medios y el trabajo periodístico. Así mismo, a que respondan a las críticas de manera responsable velando porque sus declaraciones no limiten la libertad de expresión de quienes les critican. “Los funcionarios públicos tienen el deber de asegurarse que con sus pronunciamientos no están lesionando los derechos de quienes contribuyen a la deliberación pública mediante la expresión y difusión de su pensamiento,” dice la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Fuente: FLIP