América Latina.- Según un reciente informe sobre el “Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016”, de CEPAL, entre 2010 y 2015 aumentó el uso de Internet en 20 puntos porcentuales hasta alcanzar al 55% de la población impulsado por la banda ancha móvil, así como también el servicio se ha vuelto más asequible.  Mientras en 2010 una conexión de banda ancha fija de 1 Mbps representaba el 18% de los ingresos mensuales, a comienzos de 2016 significaba el 2%.

Sin embargo, CEPAL concluye que a pesar de estos logros, aún queda pendiente avanzar en materia de calidad y equidad en el acceso. “Ningún país de la región tiene al menos 5% de sus conexiones con velocidades mayores de 15Mbps mientras que, en los países avanzados, el porcentaje de conexiones de esta velocidad es cercano al 50%”, señala el estudio que además advierte inequidades en el acceso entre las zonas rurales y urbanas (41 puntos porcentuales), y entre quintiles de la distribución del ingreso.

En términos de acceso, Costa Rica es el país con mayor número de hogares conectados a Internet en América Latina y Caribe, mientras que Nicaragua es el país menos conectado. No obstante, los países menos conectados como Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Bolivia fueron los que mayores tasas de crecimiento tuvieron en el período 2010-2015.  Por otro lado, Chile y Argentina (entre los de mayor penetración) y México y Perú (penetración media y baja respectivamente) cayeron dos posiciones en el mismo período.

De acuerdo con las cifras de CEPAL, la penetración de Internet en relación a la distribución del ingreso, en promedio en la región, tuvo un crecimiento en los sectores más ricos que duplicó al de los sectores más pobres (18 sobre 100 hogares conectados en el quintil 4 y 16 sobre 100 en el quintil 5 frente a 9 conexiones en el quintil 1).

“El país con mayor penetración en el Q1 fue Chile (33,2%). En los quintiles 2, 3 y 4, fue Uruguay. En el Q5, Costa Rica (80,3%). La penetración en el Q2 en Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, el Estado Plurinacional de Bolivia y El Salvador; en el Q3 en Ecuador, Perú, Paraguay, El Salvador y Bolivia, y en el Q4 en Perú, Paraguay, Bolivia y El Salvador era menor que la de Chile y Costa Rica en el Q1”, señala el informe.

Fuente: OBSERVACOM