Brasil.- Entidades nacionales que actúan en el campo de la democratización del acceso a la  internet y en la protección de los derechos de los usuarios articularon un importante apoyo internacional contra los retrocesos que amenazan al sector en Brasil, durante el 11º Foro de Gobernanza de Internet (IGF): el "Manifiesto de Guadalajara por los Derechos y Gobernanza de Internet en Brasil" fue firmado por más de 40 entidades internacionales y critica las propuestas del gobierno que alteran el Marco Civil de Internet (MCI) y el Comité Gestor de Internet en Brasil (CGI.br), alentando que “la Internet abierta como la conocemos está ahora en riesgo”

Organizado a inicios de este mes, en México, el evento reunió a representantes de la sociedad civil, gobierno, empresas, sector técnico y academia de 83 países. Bia Barbosa, secretaria-general del FNDC e integrante de Intervozes – Colectivo Brasil de Comunicación Social, explica que la preocupación de la comunidad internacional es una muestra de la gravedad  de las iniciativas en curso en la legislatura brasileña. “Limitación del acceso a la internet, proyectos de ley que intentan promover vigilancia en masa, que violan la privacidad de los usuarios y la libertad de expresión e iniciativas de modificación del Marco Civil de Internet y del Comité Gestor de Internet preocupan a la comunidad internacional porque Brasil se volvió referencia internacional en la agenda de gobernanza de internet, principalmente después de la aprobación del Marco Civil y con las experiencias de funcionamento bien-sucedidas del CGI.br”, resalta.
 
Específicamente con relación al Comité Gestor de Internet, CGI.br, el manifiesto critica la posibilidad de revisión de la representatividad y participación de la sociedad en el espacio. Creado en 1995, el CGI.br tiene entre sus atribuciones regular las actividades en internet, estabelecer directrices para el desarrollo de la red y registrar todos los sitios brasileños. El comité es integrado por 21 miembros, de los cuales nueve son nominados  por el gobierno. El resto de los puestos es igualmente ocupado por asociaciones de la sociedad civil, comunidad científica y representantes de empresas ligadas a la internet. Las pantallas tienen un solo representante en el comité, pero han invertido en el aumento de la participación, la onda positiva de los funcionarios públicos.
 
Bia, que asistió a la IGF junto con la coordinadora general de FNDC, Renata Mielli también establece que las amenazas actuales en Brasil no son exclusivamente nacional. "Desafortunadamente, Brasil no está solo al promover cambios legales que permitan la vigilancia en masa en la red y que dejan en manos del mercado el acceso a la Internet para toda la población. Las propuestas que restringen la libertad de expresión y la construcción de mecanismos que violan la libertad en las redes son desafíos que también enfrentan otros países. Por lo tanto, era importante que llevemos esta denuncia a la IGF, compartiendo nuestra experiencia y fortaleciendo los lazos de la solidaridad internacional ", opina.
Fuente: FNDC