Mundo.- Según el reciente informe anual de Libertad en Internet (Freedom on the Net) de la organización internacional de Derechos Humanos Freedom House, la "libertad de Internet en todo el mundo disminuyó en 2016 por sexto año consecutivo". El estudio destaca que "dos tercios de todos los usuarios de Internet (67%) viven en países donde las críticas al gobierno, al ejército o a la familia gobernante están sujetas a censura".

De los 65 países evaluados en el informe, los gobiernos de 24 países impidieron el acceso a las redes sociales y otras herramientas de comunicación en línea, número superior a los 15 del año anterior. Los gobiernos de 15 países cerraron temporalmente el acceso del todo a Internet o redes móviles.
WhatsApp fue el servicio que registró la mayor cantidad de bloqueos según el estudio, en 12 países, mientras que los usuarios de Facebook fueron arrestados en 27 países el año pasado por publicar contenido político, social o religioso, frente a sólo ocho países el año anterior.
Esta última práctica, el encarcelamiento de usuarios de redes sociales, comienza a tomar fuerza en el mundo al mostrar un crecimiento de 50 por ciento desde 2013, con una mayor cantidad de países que vigilan la actividad de estos medios de comunicación.

El estudio señala que las causas van desde dar "Me gusta" a un post, publicar ideas contrarias al gobierno o recibir un mensaje crítico al gobierno y no denunciarlo.
Telegram, Viber, Facebook Messenger, LINE, IMO y Google Hangouts también fueron bloqueados regularmente. Diez países restringieron el acceso a plataformas que permiten llamadas de voz y video a través de Internet, como Skype y FaceTime. El informe encontró que las restricciones en mensajería y aplicaciones de voz fueron impuestas por países tales como Bangladesh, Uganda, Etiopía y Bahrein de manera común durante protestas en un intento de limitar disturbios públicos.
"Los controles aumentados demuestran la importancia de las redes sociales y de la comunicación en línea para avanzar en libertad política y justicia social. No es una coincidencia que las herramientas estén en el centro de la actual represión y hayan sido ampliamente utilizadas para exigir cuentas a gobiernos y facilitar conversaciones sin censura", señala el informe.
Las aplicaciones de mensajería se destacan en bloqueo por dos razones principales, según el informe: por el cifrado que ofrecen para proteger el contenido de las comunicaciones de los usuarios, y el texto o funciones de llamada audiovisual que han erosionado el modelo de negocio de los proveedores tradicionales de telecomunicaciones. Las restricciones para proteger los intereses del mercado aumentaron con mayor prominencia en el Medio Oriente y el Norte de África en el último año, en países como los Emiratos Árabes Unidos y Marruecos, abunda Freedom House. (Efrén Páez)

El informe original de Freedom House se puede descargar aquí