Rodeado de quienes fueron sus colaboradores en el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, el arzobispo Claudio María Celli concluyó su servicio en este Dicasterio de la Curia Romana, que era considerado como el Ministerio de las Comunicaciones de la Santa Sede.  Despúes de 10 años en que estuvo al frente de esta dependencia vaticana, Monseñor Celli señaló que su servicio ha sido el de acompañar a la Iglesia a "aceptar el desafío de la cultura digital".

En un breve diálogo con Radio Vaticana, el arzobispo Claudio María Celli manifestó que lo más importante significa comprender hoy "qué es comunicar, que no solamente es decir cosas, sino el de establecer un diálogo con el otro, acoger al otro". 

Recordó que el Papa Francisco, en su primer mensaje para la Jornada Mundial para las Comunicaciones Sociales propuso como ejemplo del comunicador católico la parábola del buen Samaritano, "como una cultura de diálogo, como una cultura de cercanía, como una cultura de quien se hace responsable del otro".

"Yo creo que la Iglesia, enfrentando el desafío de la cultura digital, de la cultura del diálogo, del encuentro, tenga que ejercer ésto.  Una Iglesia que no solo da enseñanzas -que le corresponde porque es maestra- pero que también el papa Francisco lo ha subrrayado en varias ocasiones: Una Iglesia que es Madre, que está cercana al otro, que tiene simpatía para el hombre y la mujer de hoy.  Que intenta comprender, que intenta caminar junto, con esta cercanía profunda".

Para Monseñor Celli, el desafío y la riqueza de la comunicación hoy es caminar con simpatía junto al hombre y la mujer de hoy, enfrentando los desafíos de la vida y ayudando al hombre a vivir lo mejor posible, dando respuestas concretas".

Escuche aquí las expresiones de Mons. Celli

Redacción: SIGNIS ALC