Ciudad de México.- El mexicano-norteamericano Ángel González obtuvo 12 de los 32 canales de TV digital que se licitaron en México. De acuerdo con Homozapping, González participó de la licitación a través de la compañía Telusa, representada por su hijo Juan Carlos González Sáenz.

Según informa el portal OBSERVACOM, a partir de la publicación Expansión, el concesionario deberá pagar US$ 14,6 millones, por las nuevas frecuencias de TV digital.

Su participación no había trascendido hasta último momento por temor a que se afectara el proceso de licitación, según informa este portal, ya que una de las preocupaciones de los comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) era el posible vínculo entre González y el dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, lo cual violaría uno de los requisitos de la licitación, es decir, la relación societaria con operadores actuales. La relación estaría dada a través de Raymundo Alonso Sendino, quien maneja TV Azteca Puebla por medio de Grupo AS Media y que le vendió al “Fantasma” un canal de TV en Costa Rica.

A su vez, según publicó Expansión, las empresas de González también tienen vínculos con Televisa, a la cual compran contenidos y que se emiten por los canales que el empresario tienen en México y América Latina.

El “Fantasma” es dueño de un emporio mediático en la región. A través de la red Albavisión posee canales de TV y radios en casi todos los países, es dueño del diario El Comercio en Ecuador, así como también posee salas de cine en Centroamérica.

Su accionar suele ser a través de testaferros y es ampliamente cuestionado por corrupción en los distintos países en los que opera, el más reciente y resonante fue en Guatemala, donde financió ilícitamente la campaña presidencial de Otto Pérez Molina a cambio de publicidad oficial. Además está está involucrado en el caso de Panamá Papers (información filtrada sobre empresas creadas en paraísos fiscales).

Fuente: OBSERVACOM