Facebook   Twitter   Instagram   Youtube   Flicker
Monseñor Darci

SIGNIS ALC

27 mayo 2017

No hay comentarios

Casa Noticias Generales Educomunicación

A pesar de esa baratija política, vamos a mantener viva nuestra esperanza: Mons. Darci Nicioli

A pesar de esa baratija política, vamos a mantener viva nuestra esperanza: Mons. Darci Nicioli

Comuniquemos esperanza y confianza en nuestro tiempo. ¡Coraje, seamos heraldos de la Buena Nueva!

Monseñor Darci José Nicioli es Misionero Redentorista, quien actuó durante casi dos décadas como administrador y rector del Santuario Nacional de Aparecida (SP). El Papa emérito Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de la tierra de la patrona en 2012. Semana antes de ser nombrado arzobispo de Diamantina – su estado natal, en 2016, por el Papa Francisco, fue elegido por la Asamblea de los Obispos, presidente de la Comisión Episcopal para La Comunicación.

 

Animado, sonriente, apreciador de una buena conversación, el arzobispo de las tierras de Juscelino Kubistchek y de Chica da Silva – su residencia oficial está instalada en el antiguo caserón del contratista João Fernandes – le gusta mucho tratar asuntos relacionados con la comunicación y coordinó un trabajo de comunicación Para el Día Mundial de las Comunicaciones, que se celebra el domingo 28 de mayo.

 

Con una marcada expectativa, Dom Darci José Nicioli señaló que le “entusiasma al contemplar el trabajo de los comunicadores de la Iglesia en Brasil!”.

 

Don Darci concedió una entrevista, vía e-mail, al equipo de la asesoría de prensa de la CNBB.

 

Llega la hora de celebrar La Jornada Mundial de las Comunicaciones. ¿Cómo se siente?

Me siento profundamente agradecido con Dios por haberme concedido el privilegio de conocer más y de acompañar a esa gente buena que lidia con la comunicación en nombre de la Iglesia en Brasil. Me siento entusiasmado al contemplar el trabajo de los comunicadores. En los últimos dos años he conocido personas y comunidades que actúan en la evangelización acogiendo con empeño las contribuciones del universo moderno de la comunicación. La gente valiente, dedicada, muchas veces incluso dispuesta al sacrificio, que usan la creatividad, la tecnología para hacer que la persona de Jesucristo, nuestro Redentor, sea conocida y amada en el corazón del mundo. Al acercarse el día 28 de mayo, la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, me siento muy satisfecho con el camino recorrido hasta ahora por la Comisión Episcopal Pastoral para la Comunicación de la CNBB. Ahí, yo cuento con la ayuda constante y el apoyo de dom Devair Araújo, obispo auxiliar de São Paulo y dom Roque Souza, auxiliar de Rio de Janeiro; a más del trabajo de nuestros asesores,  padre Antônio Xavier y padre Rafael Vieira, que es muy significativo.

 

La Comisión ha animado la preparación para esta Jornada Mundial de las Comunicaciones. ¿Cuáles fueron las iniciativas más importantes en ese tiempo?

 

En primer lugar, ponemos el bellísimo mensaje del Papa Francisco para esta ocasión como prioridad de nuestra preparación. Desde el lanzamiento del documento, el 24 de enero, no hemos hecho otra cosa, que insistir en todo lugar, para que lean, reflexionen y apliquen lo que el Santo Padre nos enseña en ese mensaje. En ese esfuerzo, el padre Antônio Xavier, asesor de nuestra Comisión, coordinó los trabajos de preparación, que culminó ofreciendo un folleto en formato digital, que fue presentado a los agentes de la Pastoral de la Comunicación. En este subsidio, ofrecemos algunas claves de lectura para el mensaje del Papa y sugerencias para las celebraciones.

He visto en las redes sociales, en todo Brasil, nuestros agentes movilizados y traduciendo el contenido del mensaje en iniciativas de estudios, encuentros, cafés con la prensa, cursos y otras modalidades de divulgación. El Papa pide que seamos creativos y, veo, que ese llamamiento ha sido escuchado por nuestros equipos de trabajo en las diócesis, parroquias y comunidades. ¡Creativos y valerosos! El mensaje de este año, también, pide que el cristiano se dedique a buscar las cosas buenas que son “molidas” con las cosas malas, diariamente, por la comunicación en todo el mundo.

 

Otra iniciativa, intentamos organizar y realizar, por segunda vez, una Romería de Comunicadores al Santuario de Aparecida. Lo hicimos, pocos días después del lanzamiento del mensaje del Papa Francisco. Ya evaluamos y estamos animados con la posibilidad para la tercera edición de esa romería, podamos contar con la participación de los obispos referenciales de los regionales y de los coordinadores de la Pastoral de la Comunicación de todo Brasil. Estoy con mucha esperanza en nuestro próximo paso y creo que podremos promover un hermoso encuentro de los pastores, coordinadores de la comunicación en la Iglesia de Brasil, a los pies de la Madre Aparecida.

Usted habla mucho de Nuestra Señora Aparecida, incluso después de haber dejado el trabajo en el Santuario y en la Arquidiócesis de Aparecida. ¿Cuál es la razón de esta insistencia?

El fundador de mi congregación religiosa, obispo y es Doctor de la Iglesia, llamaba a Nuestra Señora de “Madre del Bello Amor”. En Aparecida, ella manifestó su cariño con los pescadores, esclavos y pobres hace 300 años. Desde aquel encuentro sencillo de la imagen ennegrecida, Nuestra Señora llama al pueblo brasileño para la oración, para la conversión, pidiendo que hagamos todo lo que Jesús, su hijo, nos diga. Amo a Nuestra Señora. Me gusta mucho de Aparecida. Esto!

 

Nuestra arquidiócesis de Diamantina, tiene 22 parroquias, que tienen a Nuestra Señora como patrona: Amparo, Dolores, Concepción, Fátima, Gracia, Ángeles, Liberación, Piedad, Madre de la Iglesia, y, por supuesto, Aparecida! Además, ese asunto se vuelve relevante para todo Brasil, también, pues vivimos en el Año Nacional Mariano. Y tiene más: ¡Nuestra Señora es la comunicadora por excelencia, porque la Palabra se hizo carne en su vientre! Y Ella que a todo acompañaba en la vida de Jesús y de la Iglesia naciente, meditaba todo en el corazón. ¡Meditar en el corazón es una actitud indispensable para toda la comunicación cristiana!

La comunicación de la Iglesia en Brasil se expresa bastante por la TV y la Radio. Hay varias emisoras repartidas por el país. ¿Cómo evalúa esta comunicación?

 

Detrás de cada emisora ​​católica de Radio o de Televisión hay siempre una idea o una propuesta de espiritualidad. No podemos olvidar eso. Algunas pertenecen a fundaciones constituidas por diócesis y fundaciones religiosas, otras por fieles laicos. Hay, además, emisoras de carácter más comercial, manteniendo con foco la evangelización. Cada una de estas emisoras trae una propuesta diferente y positiva para el conjunto de la comunicación en la Iglesia. La diversidad que ellas presentan en sus programaciones es una señal de riqueza de la fe y de la libertad del Espíritu que sopla donde quiere y cómo quiere. En el panel de esas emisoras, aquí y allá, naturalmente puede ocurrir algún tipo de descompaso en relación a la orientación del episcopado, del Papa o incluso del Evangelio. Necesitamos recordar lo que enseña el Papa Francisco: “Somos todos pecadores y todos podemos ser alcanzados por la misericordia divina”.

 

He insistido en los encuentros de los obispos para que elaboremos algunas orientaciones más actualizadas considerando las grandes líneas de la acción evangelizadora de la Iglesia para ayudar a las emisoras de Radio y TV. Este es un camino largo, pero ya ha comenzado a ser hecho. Necesitamos la oración de todos para el éxito de este proyecto. Mientras tanto, estimulamos a nuestros operadores de comunicación a buscar, siempre con mayor profundidad, la formación a partir de los principales documentos de la Iglesia en ese campo. Los mensajes de los Papas para el Día Mundial de las Comunicaciones Sociales publicadas, sin interrupción, desde 1967, traen una enorme riqueza de contenido para conservarnos en el camino de la saludable comunicación en los medios de comunicación mantenidos por la Iglesia.

 

La comunicación en su sentido amplio y como realidad de la sociedad también ha recibido una atención especial de la Iglesia. En Brasil, usted cree que la Comunicación Social ha desempeñado un papel de ejemplo como comunicación que opera para el bien del progreso y del entendimiento entre las personas?

 

Brasil es un país maravilloso. Decir esto en esos tiempos de escándalos de corrupción política parece un pecado. Pero no es. Me refiero a las potencialidades de comunicación del pueblo brasileño. Somos creativos, competentes y visionarios. Formamos aquí verdaderas escuelas de comunicación que influencian a grupos en todo el mundo. Desde el punto de vista técnico, tenemos una de las mejores expresiones de TV del planeta. No soy yo sólo que digo eso, basta que se haga una lectura más profunda y esa es constatación con el respaldo de los investigadores serios. En el campo de la radio no quedamos por debajo. Fue un sacerdote brasileño que formó parte del comienzo de la historia de la radio en el mundo: el gaúcho Roberto Landell de Moura.

 

Ahora, por supuesto, no estoy diciendo que el uso hecho de esa potencia brasileña en comunicación es la mejor del mundo. El predominio de intereses económicos, por ejemplo, nos colocó en una posición escandalosa de ser huéspedes de ocho a diez conglomerados de comunicación de “propiedad” de pocas familias en Brasil, el triste monopolio. Yo pongo la palabra entre comillas porque el ejercicio de la radiodifusión es una concesión pública y nadie podría ser considerado dueño, ya que los concesionarios reciben un derecho por tiempo delimitado y reglas muy claras acerca del uso de la concesión.

 

El uso político, sin embargo, es el más complicado. Creo que los estudiosos de comunicación tienen una clara palabra sobre este aspecto y no me atrevo a añadir. Lo que ocurre, sin embargo, es que hay que denunciar todas las formas de cooptación de la comunicación por los intereses de partido, sea cual sea. Los medios de comunicación son instrumentos de debate libre de los contenidos de interés del bien común del pueblo brasileño y no de grupos ideológicos de cualquier tonalidad.

 

Una última cosa: la comunicación veloz y accesible nos ha llevado a acompañar en tiempo real una espantosa sucesión de escándalos políticos. Este es un mérito de la comunicación. Y es en tiempos como de hoy que necesitamos observar cómo los medios de comunicación son usados ​​para defender ese o aquel interés económico y político. Es explícito, basta observar.

La Jornada Mundial de las Comunicaciones coincide con una crisis política grave en nuestro Brasil. Usted dijo, un día, que era necesario pisar las “jararacas”. ¿Todavía están sueltos?

Sí, desafortunadamente los hechos investigados de corrupción en Brasil están mostrando dónde se esconden. No podemos perder esa hora de gran importancia para la maduración de nuestra ciudadanía. Hablo desde el punto de vista de la comunicación: observemos los discursos hechos, las acciones realizadas, el debate público. Podemos hacernos mejores comunicadores si aprovechamos el acompañamiento de momentos tan serios como lo estamos atravesando en los últimos meses en Brasil. Ante todo, es hora de volver a presentar los valores del Evangelio que nos piden honestidad, transparencia, recto uso del dinero público y la defensa constante de los pobres y de los pequeños.

 

La CNBB nos ha dado una orientación extraordinaria en los últimos meses y en esa dirección nos ha hecho ver que, en medio de ese huracán, no podemos olvidar que Brasil necesita de ética pública, respeto a los trabajadores y de diálogo con la sociedad. Esta ha sido la “tecla fija”: diálogo. Las principales reformas que tanto el país necesitan, por ejemplo, necesitan ser elaboradas, discutidas y aprobadas mediante un diálogo amplio y con tiempo suficiente para la profundización de las cuestiones más complejas. Una palabra final?

 

Sí. A pesar de esa baratija política, vamos a mantener viva nuestra esperanza, pues en el corazón del cristiano no cabe la desesperación. Hay males que vienen para el bien y, si estos tiempos difíciles ayudan al crecimiento en nuestra responsabilidad ciudadana, el pueblo redescubra la importancia de la participación política consciente, benditos sean esos días difíciles por los que estamos pasando. Como nos pide el Papa Francisco: “Comuniquemos esperanza y confianza en nuestro tiempo. ¡Coraje, seamos heraldos de la Buena Nueva! ”

 

Categorías

Facebook

SIGNIS ALC
SIGNIS ALC20 hours ago
𝗟𝗶𝗯𝗲𝗿𝘁𝗮𝗱 𝗱𝗲 𝗘𝘅𝗽𝗿𝗲𝘀𝗶𝗼́𝗻| 📘 La Sociedad Interamericana de Prensa y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), de Venezuela, presentaron la publicación "Índice Chapultepec de Libertad de Expresión y Prensa".

🌎 La obra mide la libertad de prensa en 22 países de las Américas entre 2019-2020 y 2020-2021.

Accede al texto aquí ➡https://bit.ly/3yyVwrv

#LibertadDeExpresion #LibertadDePrensa #chapultepec #periodismo

Twitter

Importantes reflexiones sobre el #BuenVivir se compartieron durante el más reciente conversatorio de camino al Sexto @comlacsignis, con @santiagotejedor (España), Daysi Velásquez (Colombia) y Adalid Contreras (Bolivia).

https://t.co/WR5WzBLNgI https://t.co/WGn2jARNzj
SIGNIS_ALC photo
InstagramPlease check your feed, the data was entered incorrectly.
Cookie Consent with Real Cookie Banner