Facebook   Twitter   Instagram   Youtube   Flicker
Comunicación y Buen Vivir
Casa Buen Vivir

Experiencias Perú Ludoteca

Comunicación y Buen Vivir

Experiencias - Perú

Ludoteca Pukllana (Centro de Educomunicación San Viator – Collique)

La Ludoteca Pukllana, es un programa promovido por el Centro de Educomunicación San Viator desde el 2009 hasta la actualidad.  Esta experiencia promueve espacios lúdicos-formativos integrales, en lo académico, personal y comunitario para niños y niñas de una Institución Educativa nacional situada en una zona urbano-marginal (Collique) del distrito de Comas – Lima.

 

Antecedentes

 

La experiencia de la ludoteca nace en el año 2009, inicialmente como una biblioteca, también lúdica pero con la perspectiva de brindar un espacio para que los niños y niñas realicen las tareas, ya que no hay bibliotecas públicas en la zona. La experiencia de biblioteca con lleva al surgimiento de la Ludoteca, esto por iniciativa del propio equipo, pues se ve la necesidad de realizar una propuesta que integre las demás dimensiones de los propios niños y niñas y no solamente la de conocimientos.

 

Este mismo año, también se iniciaron cursos en quechua, es ahí en donde surge el nombre Pukllana, que significa “lugar de juego” en quechua. En este momento, los niños y niñas que asistían a la Ludoteca eran dedos colegios de educación primaria de la Zona: I.E. Virgen de Guadalupe y I.E. San Martin, pero en su mayoría, siempre han sido más niños/as del Guadalupe.  En la etapa de inicio de la Ludoteca, no era necesario que los niños y niñas fueran del mismo grado, pero a partir de evaluaciones, la propuesta de Ludoteca se fue ajustando y reformulando: “Se decide focalizar el grupo que participaría en la Ludoteca por un tema de atención, es decir; cuando el público es tan variado en edad, las dinámicas y actividades propuestas para los niños y niñas de 6 años no eran acordes y no respondían a las necesidades de los niños de 11 años”. Desde el 2015 los niños y niñas que asisten a la Ludoteca son del mismo grado, aunque sus edades también varían entre 1 y 2 años.

 

En el 2015 se acompaña a niños y niñas de 4to grado durante los meses de junio a diciembre. Al finalizar el año se consideró que un año de acompañamiento a los niños y niñas era muy poco: se había logrado la construcción de lazos de confianza, se habían logrado identificar las necesidades de cada niño y niña y encontrado la forma de intervención con cada uno de ellos/as,y el año culminaba dejando aún pendiente el proceso de acompañamiento. Es por ello, que al año siguiente, San Viator decide acompañar a un mismo grupo por un periodo de 2 años. En el 2016, la Ludoteca acompañó a niños y niñas de 3er grado de primaria hasta que culminaran el 4to grado en el 2017.

 

En el 2018 se acompaña a niños y niñas de 4to grado y la experiencia con ellos/as continuará hasta el 2019. El grado escolar con el que se trabaja en la Ludoteca, depende de la coordinación y actividades de la escuela.

 

Circunstancias de los niños y niñas

 

Las necesidades de la gente de Collique han ido cambiando, por lo que desde San Viator se necesita dialogar constantemente las propuestas de acompañamiento a los niños y niñas con el contexto de la comunidad.  En el 2015, finalizó el Plan Estratégico y se elaboró un nuevo Plan al 2020 que tuvo como base los aprendizajes recogidos de la sistematización anterior. San Viator seguía priorizando su público objetivo: niños, niñas, adolescente, jóvenes y mujeres.  Los niños y niñas que participan en la Ludoteca vienen de las partes altas de los cerros, una población migrante del interior del país (sierra –selva), donde la gente todavía no cuenta con los servicios básicos como agua y luz. La situación económica de las familias es muy baja y no cuentan con un título de propiedad, también existe un alto riesgo de salud, sobre todo de infecciones estomacales y anemia. Los niños y niñas tienen un trayecto a la escuela de 15 minutos caminando, regresando casi el doble. En las zonas altas tampoco hay un parque para que los niños y niñas pueden recrearse. Además de ello, los niños/as mayores tienen que cuidar a sus hermanitos/as menores, porque sus padres trabajan, en algunos de los casos se quedan con las abuelitas, tíos etc. o a veces solos, entonces no hay nadie quien les puede ayudar en las tareas. Los niños y niñas vienen a la ludoteca para hacer sus tareas, para jugar, para compartir y para tener un espacio de recreación.

 

Situación actual

Los niños y niñas vienen a la Ludoteca a realizar sus tareas, pero San Viator también es un espacio de encuentro, de compartir y de recreación. Así los niños y niñas se encuentran con otros niños y niñas de la misma edad y aprovechan el espacio de juego y de aprendizajes lúdicos. La idea es que el espacio no sea una réplica del colegio, sino que cada uno de llos/as lo asuma como SU espacio, para sentirse cómodos, con una relación horizontal e interactivo/participativo. Reconociéndose como un lugar referente de vida comunitaria, debido a la relación que se construye entre ellos/as y con las ludotecarias.

 

La Ludoteca es un espacio pequeño, con una cantidad limitada de 15-20 niños y niñas, con eso San Viator puede lograr realizar un acompañamiento personalizado.  Este acompañamiento no solo se da a los niños y niñas, sino también a sus familias (se realizan visitas a las casa, reuniones familiares mensuales, celebraciones conjuntas, talleres formativos y de integración familiar), a los y las docentes, a través de las visitas en el colegio y talleres formativos. Se realiza un trabajo en conjunto con todos los actores que intervienen en el aprendizaje y desarrollo de los niños y niñas.

 

Los niños y niñas asisten a la Ludoteca de lunes a viernes de 3:00 a 6:00 de la tarde y están acompañados de 2 ludotecarias. Tienen un tiempo para hacer las tareas, un tiempo para la higiene (lavarse los dientes), otro tiempo para jugar y un tiempo para reforzar sus competencias sociales. Así, la Ludoteca se enfoca en un desarrollo integral.

Centro de Educomunicación San Viator

 

Institución de “educomunicación” (interfaz entre la comunicación y la educación popular), que desde los valores cristianos de la justicia social y la opción por los pobres visibiliza a los sujetos sociales excluidos de la comunidad, inspirados por el carisma viatoriano.

 

Entre los enfoques transversales, en el buen vivir, apostamos por la “conversión ecológica” hacia un “equilibrio ecológico” que invita el papa Francisco. Aquí se contemplan relaciones solidarias con la naturaleza, entre las personas y los pueblos, que tenga en cuenta la dimensión espiritual; recuperando el sentido holístico de la vida comunitaria como una perspectiva del buen vivir.

Cookie Consent with Real Cookie Banner